“Si se pasan por el Playa, alguna sensación les llegará”

El Ideal Gallego-2014-09-12-013-65e95087
|

Freedonia regresa en menos de un año a la ciudad para presentar en directo los temas de su segundo disco que verá la luz en diciembre. Tocan en el Playa Club a las 23.00 horas. Tiempo hasta entonces para cargar las pilas con la premura de saber que quien entre en la discoteca, recibirá distintos tipos de sensaciones porque “si se pasan, alguna les llegará”. Esas que maceran en soul y visten entre todos.
El batería Israel Checa asegura que en estos ocho años han sido capaces de crear una identidad a la que se conectan más fácil que al wifi y salen cosas. El estilo fluye y el buen rollo también: “Se nota que aprendimos a trabajar juntos y a ser muy amigos”. A tomar cañas los jueves y a salir de un primer proyecto con más intenciones que la de irse de vacaciones a un chiringuito.
Y es que lo que comenzó siendo un quinteto de jazz con ganas de llenar la hucha para tocar el mar se convirtió en una propuesta seria. Que se instaló para siempre en el soul de los 60 e incorporó una voz, la de Mayka Sitté, en un proceso que el músico define de “natural”. Y libre, porque la filosofía de Freedonia no entiende de ataduras.
Lo dice su mismo nombre: “Tomamos decisiones en cada momento igual que en nuestra propia vida”. Entre sus mandamientos, está el de publicar con licencia de creative commons. No creen en la gestora de propiedad intelectual que hay en España y después de sentir el apoyo del público en la campaña de crowdfunding, se sienten dichosos, aunque con trabajo extra.
Más allá de los acordes, los diez se autogestionan: “El trabajo es el doble, pero manejas tus tiempos”. Para desbancar la teoría que dice que vivir de la música es una utopía. Freedonia lo ha conseguido. A base del aporte que cada uno cocina en su cabeza, sale el todo. Que crece en los directos, donde “la energía es lo que más nos representa”. En ese momento, “intentamos ponernos guapos con una estética que recuerda a todos esos años”.
El grupo es soul, igual que muchas bandas amigas que ellos admiran como The Sweet Vandals. En este aspecto, Israel cree que no es un género que se apoye. Al contrario, “a los medios de comunicación el soul no les interesa. No le dan visibilidad, no sé si porque no formamos parte de grandes compañías”. Sin embargo, necesita poca conexión. Llega fácil a la patata. Que hoy tiene una cita con vistas al mar para conocer sus nuevas canciones: “Si la reacción es buena, el sentimiento es precioso”, asegura.
Para Checa, los conciertos van a otro ritmo. Diferente del que marca el estudio: “En directo te desparramas”. Aquí o allá porque Freedonia recala en A Coruña después de llenar tres veces en Lituania: “Volvemos a Galicia, que es nuestra segunda casa”. Dice que regresar de tan lejos y ver que sus dos primeras fechas son aquí es un placer. E invita a acudir al Playa “a todos con ganas de pasárselo bien y recibir sensaciones”.  

“Si se pasan por el Playa, alguna sensación les llegará”