La jornada de sol y calor permitió a los coruñeses disfrutar de los arenales

Bañistas ayer en la playa de San Amaro | candela prieto
|

La jornada de sol y calor que ayer experimentó la ciudad permitió a los coruñeses disfrutar de los arenales urbanos y supuso para algunos el primer baño en lo que va de 2018.
Tal y como señalaron las predicciones meteorológicas durante las jornadas previas, los cielos estuvieron despejados en la ciudad a lo largo de todo el día y esta situación permitió que las temperaturas estuviesen por encima de los 20 grados durante las horas centrales.

La presencia de una ligera brisa impidió que las temperaturas fueran más elevadas, pero ello no fue un inconveniente para que muchos decidiesen apostar por las playas tanto de la ciudad como del área para aprovechar los rayos del sol después de una primavera en la que las lluvias y los cielos cubiertos han sido las notas predominantes. Los parques y jardines también registraron una importante afluencia al coincidir en domingo y con la festividad del Día de la Madre.

La jornada de sol y calor permitió a los coruñeses disfrutar de los arenales