Finaliza el proceso de mediación en Nostián sin acuerdo entre las partes

|

La funcionaria que estaba dirigiendo la mediación en el conflicto de Nostián ha dado por concluido este proceso sin haber logrado una solución para el mismo. El Consello Galego de Relacións Laborais remitió ayer el acta final a ambas partes, con la sorpresa que supuso para la empresa que, según afirma, esperaba poder perfilar lo matices exigidos por ambas partes en la propuesta realizada por la mediadora.
Una vez más, la versión que ofrece el comité y la de la patronal no encajan lo más mínimo. Los trabajadores aseguran que sí aceptaron el documento que la funcionaria presentó el pasado jueves 24 “a pesares as condicións menos favorábeis que contiña, como o aumento da xornada semanal, o recorte nos complementos salariais, etcétera” y que fue la empresa la que “de xeito verbal comunicou a non conformidade coa proposición sen intentar buscar puntos de encontro”.
Albada admite que la dirección rechazó el acuerdo de un modo verbal al no estar de acuerdo con dos puntos de la solución elaborada por la mediadora y que contenía nueve medidas. Estas acciones eran la readmisión de los despedidos y la paga de recuperación. Pero la empresa matiza también que, aunque por escrito la parte social declaró “aceptable” la propuesta, presentó alegaciones a la misma en hasta cuatro asuntos distintos. Así, considera que si una de las partes bloqueó un acuerdo han sido los trabajadores.
La sorpresa fue que tras presentar estas matizaciones el lunes, según las declaraciones de la dirección, ninguna de estas diferencias se pudo seguir negociando con el cierre del proceso.

arbitraje
Por tanto, ahora la nueva vía para acabar con el conflicto laboral podría pasar por el arbitraje. El comité anuncia que “á vista do bloqueo por parte de Albada que impide unha saída negociada ao conflicto, o Comité vai proceder a solicitar a arbitraxe” y espera que sea aceptada por la empresa para lo cual se muestran a biertos a suspender la huelga iniciada el 28 de julio. Desde la planta no se oponen a la medida. Está “dispuesta a cualquier tipo de reunión que permita llegar a un acuerdo”, pero niega las buenas intenciones de la plantilla. Y es que aclara que en un proceso de arbitraje está prohibida cualquier medida de presión, con lo que el paro tendría que suspenderse por imposición.
Asimismo advierte de que tal vez el Consello Galego de Relacións Laborais se tenga que inhibir en su resolución si entre las peticiones de la plantilla está la de readmitir a los despedidos, ya que se tendría que resolver primero en los juzgados.

Finaliza el proceso de mediación en Nostián sin acuerdo entre las partes