El área de A Coruña y Cee suma más de 650 nuevos positivos en una semana

La Guardia Civil efectúa estos días controles en carreteras debido al cierre perimetral de A Coruña | pedro puig
|

El área sanitaria de A Coruña y Cee terminó ayer la semana con un saldo de 659 casos positivos nuevos respecto al lunes pasado, una cifra que llevó al Gobierno autonómico a decretar medidas más restrictivas –como el cierre perimetral de A Coruña y Arteixo– el pasado viernes, y que serán revisadas mañana por el comité clínico de expertos.

En la jornada de ayer fallecieron dos personas ingresadas en el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac): un hombre de 92 años y una mujer de 84, esta procedente de la residencia Ballesol (Oleiros), y ambos con patologías previas.

La zona, indicó el Servicio Galego de Saúde (Sergas), cuenta con 1.541 casos activos, 68 más respecto al día anterior, y continúa siendo la que tiene mayor número de hospitalizados, con un total de 112 (+4). De ellos, 101 están en el Chuac –12 en UCI y 89 en planta–, cuatro en el Modelo –tres de ellos en UCI–, dos en el Quirón –uno en UCI– y cinco en el hospital de Cee.

Según el Sergas, ayer se notificaron 65 altas y son 1.429 los pacientes que se encuentran en sus domicilios. El acumulado de personas curadas asciende a 7.091 y las PCR’s realizadas el pasado sábado fue de 1.882.

La curva de contagios todavía está en auge y responsables de la Xunta esperan que las medidas de restricción de movilidad aplicadas en las principales ciudades este fin de semana de la celebración de Todos los Santos permitan mitigar la progresión de la pandemia.

 

Residencias

En cuanto a la situación en las residencias de mayores del área coruñesa, se suma un nuevo positivo, el de un trabajador de Ballesol, mientras que se dio el alta a un usuario de la residencia de Bribes (Cambre). Así, hay 18 mayores infectados –uno en la Torrente Ballester, uno en Padre Rubinos, 15 en Ballesol y uno en Oleiros– y 16 empleados –14 en Ballesol, uno en Padre Rubinos y uno en Santa Teresa Jornet.

En los centros de discapacidad hay dos enfermos, un usuario de Pai Menni (Betanzos) y uno en la Ricardo Baró de Aspronaga.

Los centros escolares de A Coruña y su área metropolitana contabilizan 173 contagios detectados entre alumnos y profesorado, con un total de ocho aulas cerradas.

Protestas

Por otra parte, ante las restricciones anunciadas el viernes, “con apenas tres horas de antelación previa a su entrada en vigor”, la Asociación de Jóvenes Empresarios dice “Basta!”, una protesta por la que entienden que las medidas implantadas son “improvisadas”. “Comprendemos y apoyamos todas las medidas destinadas a la protección de la salud pública y a evitar la proliferación de los contagios por coronavirus, pero no atacan al fondo del problema y por tanto no resultan eficaces contra la expansión de la pandemia y sí afectan, dañando gravemente, a infinidad de negocios de nuestro entorno”, comentan.

Así, señalan que la prohibición de reuniones de no convivientes supone “una enorme limitación de la actividad hostelera de las áreas confinadas perimetralmente”, algo que “se ve agravado por la antelación con la que se anunció dicha medida, apenas tres horas, cuando las provisiones para el fin de semana ya habían sido adquiridas”. Algo que, apuntan, afectó tanto a locales de hostelería como a floristerías que se habían aprovisionado de material para uno de los días con mayor facturación del año “junto con el de San Valentín”.

 

Marcha

Los hosteleros de A Coruña marcharán hoy a las 18.30 horas desde la Delegación del Gobierno hasta la plaza de María Pita para clamar contra la limitación de actividad debido al Covid-19.

Alegan que han realizado un esfuerzo enorme económico para adaptarse a la nueva normativa y piden “poder trabajar”. En señal de protesta, muchos locales de la ciudad y su área cerrarán hoy de 18.00 a 20.00 horas.

El área de A Coruña y Cee suma más de 650 nuevos positivos en una semana