Negreira promete agilizar la solución de O Parrote para acabar con “un mal ejemplo” para el turismo

|

El Ideal Gallego-2011-06-30-002-dc59c7bfEl alcalde, Carlos Negreira, y el presidente del Puerto, Enrique Losada, se reunirán en pocos días para seguir avanzando en una alternativa para el párking de O Parrote que sirva para retomar las obras y dar solución al bloqueo de la actuación, paralizada desde 2007. Y es que esta es una de las prioridades del regidor, pues entiende que la ciudad “no se puede permitir el lujo de tener más tiempo ese agujero”. Es consciente de que la situación supone un “mal ejemplo” para el turismo que llega a A Coruña, aunque tampoco obvia las grandes alteraciones que provoca a los vecinos y comerciantes de la zona, para los que, dice, los trabajos del aparcamiento se han convertido en un “hándicap” diario.

l.f. > a coruña


  El desbloqueo de las obras del aparcamiento de O Parrote es una de las prioridades del alcalde, Carlos Negreira, para los primeros meses de este mandato. Lo repitió ayer, después de que un día antes se hubieran conocido los dos representantes del Ayuntamiento en el consejo de administración del Puerto, los populares Julio Flores y Roberto Coira. Ellos serán los principales valedores para que se retomen los trabajos, pues, para el regidor, la situación resulta ya insostenible para la ciudad. “Estamos dando un muy mal ejemplo, primero a los turistas que nos vistan, pero, segundo, lesionando muchos derechos de muchos ciudadanos”, manifestó el conservador.
El primer edil recordó que en pocos días se reunirá con el presidente del Puerto, Enrique Losada, para debatir sobre la propuesta del organismo. Antes de las elecciones municipales se dio a conocer una idea básica, si bien ahora la entidad portuaria trabaja en la elaboración del estudio de detalle del párking y la puesta en valor de las murallas. “En breves días daremos respuesta a esa opción que baraja el Puerto”, indicó el popular, que insistió en no demorar más la solución a este problema, después de casi cuatro años de paralización de la actuación, para recuperar la calidad de vida de los vecinos de la zona y también de los comerciantes: “Coruña no se puede permitir el lujo de tener más tiempo ese agujero”.
La situación actual, opina, supone “un hándicap” diario, pues está provocando dificultades de movilidad para los residentes y visitantes y pérdidas económicas para los negocios.

Asuntos pendientes > O Parrote no será, sin embargo, el único asunto sobre el que incidirá el gobierno municipal a través de su representación en el Puerto, pues la finalización de la dársena exterior de punta Langosteira es otro de los objetivos, si bien Negreira reconoció que “se han dado pasos importantes con la aprobación del crédito que permitirá financiar los trabajos”, algo que agradeció al ministro de Fomento, José Blanco, y al presidente de Puertos del Estado, Fernando González Laxe. En tercer lugar, el apoyo al sector pesquero de A Coruña, “como motor de desarrollo”, constituirá el otro pilar del discurso de los populares en el seno del órgano portuario.
La designación de Flores y Coira como consejeros ha abierto, por otra parte, un nuevo enfrentamiento entre el gobierno y la oposición. El PSOE denunció por estos hechos “la falta de talante democrático y la incoherencia” del alcalde, por haber excluido a su grupo, así como a BNG y Esquerda Unida, de los organismos con representación municipal.

Incumplimientos >
La portavoz socialista en María Pita, Mar Barcón, recordó que, antes de acceder al gobierno local, Negreira reclamó al ejecutivo de Javier Losada que el PP estuviera presente en dichos órganos. Ahora acusa al regidor de incumplir uno de sus primeros compromisos electorales: “dar presencia a la oposición en los organismos con dos o más representantes municipales”. Y es que a la ausencia del resto de grupos de la corporación en el Puerto, se suma la de la Mesa de Contratación, “pese a que también había reclamado su presencia para garantizar la mayor transparencia en las adjudicaciones”, apuntó la progresista.

 

Negreira promete agilizar la solución de O Parrote para acabar con “un mal ejemplo” para el turismo