El hotel más antiguo de la ciudad se reinventa para hacer del confort su seña

El Ideal Gallego-2014-01-19-010-a7233af4

“Todo en orden, a falta de dar los últimos retoques”. El director del nuevo hotel Blue Coruña, que hoy mismo abre sus puertas, esperaba ayer que las últimas horas pasaran sin incidencias, antes de presentarse ante el público a las 15.00 horas. Álvaro Lens coge con ilusión las riendas de este proyecto, que recupera para A Coruña “el negocio hotelero más antiguo de la ciudad”. El directivo se remonta con sus palabras a 1889. Por aquel entonces nacía el Gran Hotel de Francia, en la esquina entre Juana de Vega y el Cantón Pequeño. Más tarde, el hotel diseñado por Faustino Domínguez Coumes-Gay, pasaría a convertirse en el no menos histórico Hotel España, que cerró sus puertas en 2007.  

HISTORIA
Hoy, reconvertido en el Blue Coruña, poco queda de esa estética que Domínguez impregnó en su edificio de finales del siglo XIX. Poco, pero no nada. La firma de quien también ideó la plaza de Pontevedra y las escuelas de Eusebio da Guarda, cuna de sabiduría para un joven Picasso, está muy presente en el hotel. En el propio hall, un vinilo en la pared recuerda la imagen de aquella época. También lo hacen los elementos arquitectónicos recuperados. “Hacemos un guiño a los recuerdos del pasado. Exhibimos unas vigas de hierro que hemos encontrado en la medianera del hotel”, cuenta su director, que añade que para la nueva dirección es importante “hacer hincapié” en la historia. Por ello, mantienen activa una web (www.hotelcoruna.org), en paralelo a su web oficial (www.hotelbluecoruna.com), donde recuerdan la trayectoria del hotel, que hoy mismo recibirá al primer huésped, como lo hizo hace exactamente 125 años.
 
OBJETIVO: BIENESTAR
Pero si la historia es donde apoyarse, el futuro es a donde mirar. Por ello, bajo el pilar de “la modernidad y la actualidad”, el director asegura que los huéspedes encontrarán en el Blue Coruña “un gran punto fuerte: gran confort y excelente ubicación”. “El objetivo es ofrecer un buen producto, en un establecimiento recién inaugurado”, apunta Lens, que insiste en que “aquí se ofrece  algo más que en el resto de hoteles de cuatro estrellas de la ciudad”.
Lo corroboran los detalles: albornoces en todas las habitaciones, “no solo en las superiores, también en las standard”, apunta el director; wifi gratis, disposición de Smart Tv, consumiciones gratuitas a lo largo del del día para los huéspedes en el bar del hotel y un gimnasio a su disposición. Con precios que oscilan entre los 45 y los 55 euros por noche, según el día de reserva, el hotel se mantiene, dice Lens, “en el mismo nivel de precios que el resto de los establecimientos de la ciudad, pero ofreciendo algo más”. El hotel, con un total de 70 habitaciones, está dirigido sobre todo a clientes de negocios, aunque su director sabe que “la ubicación céntrica nos vuelve muy atractivos para escapadas en parejas o vacaciones familiares”. n

El hotel más antiguo de la ciudad se reinventa para hacer del confort su seña

Te puede interesar