El renting como opción para la mecanización en el sector agrícola

El renting como opción para la mecanización en el sector agrícola
|

La mecanización sostenible es algo fundamental para el buen funcionamiento del sector agrícola. La maquinaria agrícola es imprescindible para agilizar el proceso de producción y mejorar la calidad del producto. Sin embargo, el precio de adquisición de estos activos suele ser elevado, y no todos los individuos disponen del capital para comprarlos. Por eso, hoy os vamos a hablar del renting para maquinaria agrícola, una alternativa a la compra de máquinas.

El renting es una modalidad de financiación de activos, por la cual el usuario tiene derecho a utilizar la maquinaria durante un período de tiempo estipulado por un contrato a cambio de pagar unas cuotas mensuales. Al finalizar el contrato, podrás devolver la máquina, renovar el contrato o solicitar un nuevo renting.

¿Qué tipo de maquinaria se financia?

La mecanización es fundamental para los procesos de siembra, cosecha y recolección. Pese a que es muy importante para conseguir un rendimiento óptimo de las actividades agrarias, el precio de adquisición es alto y no todos pueden hacer frente a ese gasto.

Mediante el renting, se financia todo tipo de maquinaria agrícola, como tractores, minitractores, remolques, cosechadoras, sembradoras, trilladoras, segadoras, y empacadoras entre otras opciones.

Ventajas del renting de maquinaria agrícola

La principal ventaja es pode utilizar los mejores tractores, cosechadoras y sembradoras sin tener que hacer una inversión inicial elevada. El principal problema de muchos usuarios es que necesitan maquinaria para trabajar, y no pueden hacer frente al precio de adquisición e incurren en deudas con el banco. El renting propone una solución sencilla a ese problema, ya que permite que los clientes tengan acceso a las máquinas que necesitan a cambio de una cuota mensual que se ajuste a sus presupuestos.

Otro gran problema en el sector agrícola es la obsolescencia de la maquinaria. Debido al elevado precio de los activos, los usuarios no pueden permitirse cambiar de maquinaria con la frecuencia que deberían. Así, acaban teniendo que trabajar con máquinas obsoletas, que ralentizan el tiempo de producción. El renting combate esta obsolescencia en el sector agrario, porque permite renovar la maquinaria con más frecuencia, ya que el usuario solo la alquila, no la compra. Y, al terminar el contrato puede solicitar otro nuevo renting de una máquina más moderna.

Es muy importante mencionar que, al contrato del leasing, todos los gastos por avería, mantenimiento y seguros serán obligación de la empresa que concede la financiación. El usuario no tendrá que hacer frente a estos gastos, en caso de que la maquinaria se averíe o necesite mantenimiento.

También hay que tener en cuenta los beneficios fiscales del renting. Como vimos antes, muchas personas se endeudan para comprar maquinaria. El renting, por el contrario, no consta como deuda ni en el CIRBE del Banco de España, ya que es una operación que se realiza fuera de balance. Por eso, si quieres solicitar un préstamo o una financiación diferente mientras dura el contrato de renting, podrás conseguirlo sin problemas. Además, como se contempla como un gasto, podrás deducirlo fiscalmente.

El renting como opción para la mecanización en el sector agrícola