VIMIANZO-Montserrat Vázquez afirma que Antelo la chantajeó para que no apoyase la moción

José Manuel Rodríguez y Montserrat Vázquez durante la comparecencia de prensa de ayer en Vimianzo
|

Montserrat Vázquez confirmó la veracidad de lo publicado este fin de semana por ABC en el transcurso de una rueda de prensa que ofreció en la tarde de ayer y en la que estuvo acompañada por otro edil exsocialista, José Manuel Rodríguez Blanco.
Según la versión dada por la concejala, un emisario del alcalde, el aparejador Jaime Casais, cumpliendo un encargo del propio regidor, en una primera visita le comunicó que “el alcalde le había transmitido que de seguir con la moción de censura contra su persona, tomaría medidas contra el edificio que está en construcción y que es propiedad de mis padres. Que necesitaba una respuesta y que nos daba una semana de plazo”.
Vázquez Miñones asegura haber recibido otras dos visitas de Casais. En la tercera decidió registrar los presuntos mensajes del regidor del BNG en su teléfono móvil. En las conversaciones difundidas el presunto enviado del alcalde le indicaba a Montserrat Vázquez que si se desvinculaba de la moción de censura presentada junto a otros seis ediles de distintos partidos (PSOE, PP e IxV), no se investigaría una construcción de la familia. Si no había moción de censura, no habría represalias contra el edificio. El aparejador Jaime Casais en la grabación reconoce que los mensajes del alcalde Manuel Antelo constituyen “un chantaje puro”.
La edila explicó que los hechos sucedieron porque su familia tiene un edificio en construcción, “paralizado debido a la crisis, y como la licencia caducaba a finales del año pasado, solicitamos una prórroga y no obtuvimos contestación hasta enero”. Entonces, explicó la afectada, coincidiendo con que dos resoluciones judiciales les daban la razón al grupo opositor en la denuncia por la contratación fraudulenta de la secretaria del alcalde y reconocía la legalidad de la moción de censura presentada, “Antelo, preocupado porque la moción podría salir adelante, me mandó un mensajero, Jaime Casais, director de obra del edificio, explicando que si nosotros queríamos que se solucionara la prórroga tenía que aceptar el chantaje”.

Conversaciones grabadas
En esas conversaciones Casais le pediría que se presentase la moción y que la edila buscase una disculpa y no acudiese al pleno, para que así no hubiese votos suficientes a favor de la misma. Casais volvería una semana después a preguntarle si había pensado el asunto y entonces Montserrat Vázquez consultó con unos asesores que le indicaron que debería grabar en una próxima cita las proposiciones del presunto enviado del alcalde, extremo que hizo, en presencia de sus padres y cuya cinta de media hora de conversación obra en poder de la Policía Judicial. En la grabación, explica Vázquez, “Casais nos dice que el alcalde está desesperado por que tenia un proyecto muy importante para Vimianzo e iba a hacer lo imposible para no salir de allí”.
La edila indica que “a día de hoy no sabemos qué tipo de problema tiene nuestro edificio, no nos supieron decir qué le pasa, porque tenemos licencia, proyecto, dirección de obra y el mismo Casais nos dijo que solo era cuestión de un pequeño modificado”.
En la conversación la edila y sus padres le indican al técnico “que era humillante aceptar este chantaje; él reconoce que es un chantaje, le pregunto por qué acepta este encargo y me contesta que tiene asuntos pendientes con el alcalde y se ve obligado a hacer este trabajo”. El técnico le confirmaría en la grabación que “estoy pillado en otros temas y me veo obligado a hacer esto”. También Casais le expone que se reunió tres veces con el alcalde para hablar de este asunto: la primera en la gestoría de portavoz municipal del BNG Fernando Mancebo; la segunda en una cafetería de la calle donde reside el aparejador en A Coruña, y la tercera en la propia Alcaldía, en donde el regidor le apremiaba para obtener una respuesta.
Montserrat Vázquez denuncia que ella y su familia “llevamos tiempo siendo acosados por el alcalde; nos colocaron contadores espías de agua en el negocio porque decía que robábamos el agua municipal, nos enviaron a la Policía Local a inspeccionar una finca”. Añade que, coincidiendo con las citadas advertencias, el edificio propiedad de los padres de Vázquez fue objeto de mediciones e informes y el regidor “un día envió al arquitecto Beiras (hijo de José Manuel Beiras) a levantar un informe y en otra ocasión al arquitecto municipal Julio Vázquez”. Al final, desde la alcaldía se concluye que la construcción no se ajusta a la licencia otorgada.
Para la concejala no adscrita,  se trata de una “inspección selectiva” consecuencia de la rivalidad política. Asegura que su compañero José Manuel Rodríguez y otros miembros de la oposición, sus familias y amigos, también sufren el acoso del alcalde.
El otro edil ex socialista presente en el acto José Manuel Rodríguez indicó que se sentía decepcionado por la actitud del PSOE ante este asunto y que “el representante local del PSOE, el señor Antonio Miñones debería hablar, porque él estaba informado de todo lo que estaba pasando y nunca quiso posicionarse. Echamos de menos la opinión del partido”. También corroboró que en su día Francisco Caamaño fue informado del acoso que recibían los socialistas de Vimianzo por parte del alcalde y con un mensaje, que él conserva, el entonces presidente de los socialistas gallegos les dio la razón y criticó duramente la actitud de Antelo.
Rodríguez y Montserrat Vázquez anticiparon que pedirán la dimisión de Antelo Pazos en el próximo pleno

VIMIANZO-Montserrat Vázquez afirma que Antelo la chantajeó para que no apoyase la moción