El Ayuntamiento inicia los cambios requeridos por Patrimonio para el plan de reurbanización de la calle Cortaduría

El Ideal Gallego-2019-09-07-008-0751c723
|

Después de unos meses de aclimatación y de poner en orden los asuntos más urgentes, el Gobierno local ha comenzado a modificar el proyecto de reurbanización de la calle de Cortaduría tal y como había demandado ya a finales de 2017 la Dirección Xeral de Patrimonio de la Xunta. Además, y con independencia de las presiones de los comerciantes para comenzar las obras de manera que no coincidan con el próximo verano, desde María Pita aseguran que en breve saldrá a contratación el plan para otra de las calles de la Ciudad Vieja.   

Después de más de un año y medio con el plan de actuación para la calle de Cortaduría parado y la confirmación del Ejecutivo gallego de que en este tiempo no se recibió ninguna documentación corrigiendo los temas sobre los que los que Patrimonio le puso reparos a la Marea, fuentes del nuevo Gobierno local reconocen que han retomado el proyecto tras el abandono al que lo sometió el anterior Ejecutivo local. 

“Estamos ajustando el proyecto a requerimiento de Patrimonio de la Xunta”, destacan desde el Consistorio, pues según había indicado la Xunta la iniciativa se envió en 2017. Es decir, antes de que se produjese la peatonalización total del casco histórico y antes de que se presentase la idea a los coruñeses. 

Desde el primer momento, los técnicos del departamento de la Consellería de Cultura pidieron modificaciones pero no hubo contestación por parte de Marea Atlántica. Por contra, sí la habrá –aunque se desconoce el plazo temporal– desde el equipo de la alcaldesa Inés Rey. 

Del programa planteado en el anterior mandato tenían dudas incluso los vecinos y comerciantes, que no estaban conformes con algunos materiales que se querían usar por su peligrosidad para los viandantes.

Otros ámbitos
A mayores, y después de ver el deterioro causado por el paso de los vehículos durante muchos años, se preparaban otras dos obras en el interior de las murallas que sí obtuvieron el visto bueno de San Caetano con algunas puntualizaciones. 

En este caso, el Ayuntamiento asegura de la reforma de la cuesta de Nuestra Señora del Rosario (con una parte del firme hundida y separada por vallas desde hace meses porque sigue siendo entrada a la Ciudad Vieja para vecinos y transporte de carga y descarga) que tienen “previsto sacarla en breve a licitación”. 

Para Damas existe otro plan de la Marea que, a priori, será bastante respetado por el PSOE porque ya ha pasado por el filtro de Cultura. En este sentido, avisan de que están “ultimando” la redacción de los trabajos a realizar para saltar a la fase de contratación.  

El deseo de los empresarios y de muchos residentes en la zona sería que estas actuaciones se afrontaran lo antes posible para que no se solapen con el próximo verano, que es cuando hay una mayor cantidad de visitantes por este barrio. De los planes para la Maestranza y la parte trasera de la Fundación Luis Seoane no se ha vuelto saber nada.

El Ayuntamiento inicia los cambios requeridos por Patrimonio para el plan de reurbanización de la calle Cortaduría