Una nueva edición de la Feria de Año Nuevo en Betanzos transcurre con total normalidad

El Ideal Gallego-2015-01-02-018-a6a7dd12

Nada nuevo bajo el sol. Aunque, precisamente eso, el sol, fue ayer la novedad en esta nueva edición de la Feria de Año Nuevo en Betanzos, ya que en los últimos años las lluvias habían querido llevarse el protagonismo de esta tradicional cita que se desarrolla en pleno centro de la localidad brigantina y que tiene a los jóvenes trasnochadores como los principales invitados de la mañana.
Pero el anticiclón que estos días se ha posado sobre toda España –sí, Galicia incluida– hace que el buen tiempo, más allá del cada vez más intenso frío, permita llevar a cabo, de una manera más cómoda, ferias como esta.
Por ello, sin paraguas de por medio, es mucho más fácil mirar con la calma suficiente qué zapatillas se compran para relajar unos pies que llevan varias horas sin descanso, subidos a unos tacones imposibles en muchos de los casos.
Y con las zapatillas calzadas, qué mejor que un chocolate calentito, que tendrá seguramente un doble efecto. El primero, calmar al estómago y al hígado después de una noche en la que las copas han corrido como la pólvora; el segundo, cómo no, entrar en calor en una jornada que se enmarca dentro de la alerta amarilla por frío y que mañana sí, mañana también, deja los coches al amanecer con una bonita capa de hielo.
Y si no, están los bares. Con sus raciones de pulpo, por ejemplo. Pero para entrar en calor hay más posibilidades. Se puede ir también a comprar al mercado de Bellavista, entretenerse viendo el ganado traído para la ocasión y llevarse algún ejemplar.
Todo transcurrió sin mayores incidencias. Nada más lejos que alguna que otra sanción de tráfico. Normalidad... y hasta 2016.

Una nueva edición de la Feria de Año Nuevo en Betanzos transcurre con total normalidad

Te puede interesar