El Puerto Exterior acogió ayer una operación de suministro de combustible en el mar

Copia de El Ideal Gallego-2013-12-13-008-e8b9fa9f
|

Finalmente la operación de suministro de combustible de un buque a otro se llevó ayer a cabo en la dársena de Langosteira, con lo que el Puerto Exterior se consolida ya como alternativa para que los mercantes que entran en Europa puedan repostar sin perder varios días hasta que llegan a Canarias o a Gibraltar.
La gabarra “Monte Arucas” de Cepsa fue el primero de los dos barcos en llegar a la dársena exterior procedente de Ferrol. Esperó allí hasta la entrada del “Siegedijk”, el mercante al que debía suministrar combustible y que accedió en el recinto pasadas las cinco y media de la tarde. Fue un buque de los prácticos el que lo llevó al lugar para ayudar a fondear ya que la operación se lleva a cabo en medio de la lámina de agua protegida por el dique de Langosteira.
Una vez preparados ambos barcos, la conexión para el bombeo depende de la propia gabarra. El proceso se alargó unas cuatro horas, tras las cuales, el buque ya no pudo salir de punta Langosteira. Y es que por el momento, las instalaciones solo están disponibles para operar en horario diurno. Así, el “Siegedijk” pasó la noche en el Puerto Exterior con la previsión de salir a primera hora de la mañana de A Coruña para continuar su camino hacia Europa.
No es la primera vez que las nuevas instalaciones portuarias acogen una operación de este tipo. Supone ya una opción de negocio, porque el suministro de buques a través de un barco, el denominado “bunkering”, no se puede realizar en las rías. De hecho, recientemente en Ferrol, de donde procede el “Monte Arucas”, surgió una gran polémica por las operaciones de este tipo que se pretendían empezar a desarrollar. Finalmente la Autoridad Portuaria de la ciudad departamental bloqueó, al menos temporalmente, la autorización concedida por una década. 

El Puerto Exterior acogió ayer una operación de suministro de combustible en el mar