Rufián defiende que se cree “un contexto” sin Ciudadanos para que ERC negocie los Presupuestos

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (i) y el portavoz de Esquerra Republicana (ERC) en el Congreso, Gabriel Rufián, durante una reunión en el Palacio de la Moncloa, en Madrid (España), a 3 de septiembre de 2020. Este encu
|

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, defiende la configuración de “un escenario o un contexto” sin Ciudadanos para que su partido entre en las negociaciones de los nuevos Presupuestos.

En estos términos se expresó tras la reunión en la Moncloa con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez: “Lo natural sería facilitar un contexto para que Esquerra pudiera estar” en dichas negociaciones. Rufián abogó también por avanzar en la mesa de diálogo con el Govern antes de continuar con la hipotética negociación presupuestaria.

Esgrimió en varias ocasiones la importancia que su partido da al diálogo, y por ello no lo ha rechazado para hablar sobre los Presupuestos que ya empieza a elaborar el Gobierno, pero siempre y cuando Cs desaparezca de las conversaciones. ERC es “incompatible” con la formación de Arrimadas, insistió. Porque en la negociación de unos presupuestos hay ideología, ha remarcado, pues se trata del principal “proyecto político” de cualquier gobierno, y no es lo mismo acordar políticas sanitarias, educativas o sociales con Cs que con ERC.

“Es tramposo decir que da igual que sea con un partido de derechas, como Ciudadanos, o con un partido progresista, como Esquerra”, dijo Rufián, que se ha dirigido a Unidas Podemos, socio del PSOE en el Gobierno de coalición. “Eso lo sabe Unidas Podemos, que se ha manifestado de forma clara. La incomodidad y la antinaturalidad que produce Ciudadanos en un Gobierno que se ha autoproclamado progresista es obvia”.

Extendió esta incomodidad al PNV y, tras ello, abogó por intentar reproducir el marco parlamentario que facilitó la investidura de Pedro Sánchez en enero. En ese marco no estuvo Cs. Según advirtió, con una organización política como la de Inés Arrimadas las negociaciones podrían virar a “cargarse el diálogo” en Cataluña y a terminar después con el ingreso mínimo vital o con la sanidad pública. “La gente de izquierdas no quiere que los presupuestos se negocien en un despacho del Ibex”, incidió.

A pesar de la supuesta predisposición del Ejecutivo a explorar la vía de diálogo con Arrimadas, el portavoz de ERC recalcó que el compromiso de su partido con “la palabra” es “granítico”.

En cuanto a la reanudación de la mesa catalana diálogo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y Gabriel Rufián han apuntado a mediados de mes, según una preferencia que ha comunicado el líder independentista al jefe del Ejecutivo.

La ministra portavoz, María Jesús Montero, confirmó que por parte del Gobierno “no hay ningún inconveniente” para que la mesa catalana vuelva a reunirse en ese plazo. De hecho, dentro de esta apuesta gubernamental por el “diálogo”, reiteró Montero, el Ejecutivo no ha puesto ninguna condición ni requisito para recuperar este foro y solamente lo ha condicionado al ajuste de agendas por parte de los gabinetes de Pedro Sánchez y del presidente catalán, Quim Torra, para fijar fecha exacta, lugar de la reunión y composición de las delegaciones. No obstante, consideró que la negociación de presupuestos con partidos como ERC no tiene por qué esperar a que se celebre esa reunión de la mesa a la que el Gobierno se ha comprometido. “Para que nos pidan un segundo acuerdo, primero tienen que cumplir el primero”, indicó por su parte Rufián, que vincula la negociación presupuestaria con el Gobierno a que este cumpla con los compromisos previos alcanzados con su partido.

Por su parte, el grupo del PNV en el Congreso dialogará con el Gobierno para tener unos nuevos Presupuestos que reactiven la economía, pero ha transmitido a Pedro Sánchez que “lo lógico y coherente” es contar con la mayoría que propició su investidura, en la que no estaba Ciudadanos.

El partido indicó que la semana que viene comenzarán reuniones “discretas” entre el Gobierno y la formación nacionalista. l

Rufián defiende que se cree “un contexto” sin Ciudadanos para que ERC negocie los Presupuestos