Pastor propone revisar velocidades e instalar "manos libres" en los trenes

La ministra de Fomento, Ana Pastor. EFE/Archivo
|

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha anunciado hoy una batería de propuestas para mejorar la seguridad del sistema ferroviario español tras el accidente de Santiago de Compostela, entre las que figuran una revisión de las velocidades o la instalación de comunicaciones "manos libres" en las cabinas.
"Todo en este momento está sometido a revisión y todo está sometido a propuestas de mejora", ha subrayado la ministra durante su comparecencia ante la Comisión de Fomento del Congreso de los Diputados, para añadir que la inspección se realiza "palmo a palmo, metro a metro".
Pastor, que ha comparecido en relación con el accidente ferroviario de Santiago, ha explicado que el 25 de julio, un día después del siniestro, pidió a su departamento una "auditoría" sobre la seguridad y la adecuación a la regulación de la totalidad de la red ferroviaria española, cuya primera conclusión fue la elaboración de una "revisión general" de los cuadros de velocidades.
Fomento "está llevando a cabo una revisión general" de las velocidades, así como de los "protocolos y sistemas", en toda la red ferroviaria con el objetivo de ir tomando las decisiones que puedan mejorar su seguridad.
Mientras se desarrollan los trabajos tanto judicial como de la Comisión de Investigación, para los que Pastor ha pedido "dar tiempo", Fomento ha elaborado una serie de propuestas de mejora.
Ente ellas, establece la posibilidad de instalar "un sistema integrado y único de comunicación" a través de "manos libres" en cabina para evitar distracciones, revisar los requisitos de acceso para ser maquinista o reforzar sus reconocimientos médicos y psicológicos.
En relación con la seguridad, propone mejorar la señalización de las vías -tanto con carteles como con balizas-, profundizar en el desarrollo de un sistema satelital de avisos y del Asfa digital y analizar las transiciones entre este último y el ERTMS.
También prevé actualizar el reglamento de circulación y aprobar un real decreto de asistencia integral a las víctimas de accidentes ferroviarios, que incorporará un plan nacional e implicará la participación del Congreso de los Diputados en la Comisión de Investigación de Accidentes Ferroviarios.
Además, pretende incrementar el control de las cajas negras, mejorar la protección de los equipajes en los vagones, informatizar los controles de acceso, identificar mejor a los pasajeros y asignar un billete gratuito a los menores de cuatro años.
Pastor ha insistido en la necesidad de "que se sepa toda la verdad" sobre el accidente y en utilizar esta auditoría para implementar las medidas que sean necesarias con el objetivo de que "no se vuelva a producir un suceso como este".
La ministra, visiblemente emocionada, ha mostrado su "pesar, condolencias y apoyo a las víctimas del terrible accidente de tren ocurrido en Santiago de Compostela", a quienes ha identificado como su prioridad, así como su "agradecimiento" a los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado, bomberos, médicos, psicólogos y voluntarios, entre otros colectivos.
La mayoría de los grupos parlamentarios ha pedido que se constituya una comisión de investigación en el Parlamento sobre este accidente y que estudie la red ferroviaria del país, a lo que la ministra ha respondido que está de acuerdo en una comisión de estudio del sistema ferroviario, donde comparezcan técnicos y expertos.
Además, tanto PSOE como PP han coincidido en defender el trazado de la vía donde se produjo el accidente ya que, aunque estaba inicialmente planificado en ancho internacional y finalmente se construyó en ibérico, nunca recibió alegaciones.
Pastor ha comparecido hoy, a petición propia y de otros grupos, para explicar las medidas adoptadas por su departamento tras el siniestro ferroviario, en el que perdieron la vida 79 personas, después de que ayer lo hicieran los presidentes de Adif, Gonzalo Ferre, y Renfe, Julio Gómez-Pomar.
A la salida de la Comisión, Pastor ha eludido responder a la pregunta de los medios sobre si piensa destituir a Ferre como le ha pedido Izquierda Unida.

Pastor propone revisar velocidades e instalar "manos libres" en los trenes