El beneficio de la gran banca cayó el año pasado un 83 por ciento, hasta los 1.732 millones

Oficinas bancarias situadas en una calle de Madrid EFE/Zipi
|

Las cinco principales entidades del sector financiero español obtuvieron un beneficio neto conjunto de 1.731,9 millones de euros el año pasado, el 82,88 por ciento menos que en 2011, resultado condicionado por cerca de 50.000 millones de euros que destinaron a sanear su cartera crediticia.

De acuerdo con datos recabados por Efe, el conjunto del resultado del Banco Santander, BBVA, Caixabank, Banco Sabadell y Banco Popular ha sufrido una cuantiosa caída respecto a 2011, cuando ganaron 10.120 millones, por las provisiones dirigidas a cubrir créditos dudosos o fallidos de la cartera general o inmobiliaria.

El Banco Popular ha incurrido en pérdidas, que se elevaron a 2.461 millones de euros, por los fondos apartados para esos saneamientos (9.600 millones), obligados por la reforma financiera aprobada por el Gobierno hace justo un año.

 

retroceso

Esa cantidad ha incrementado notablemente la caída del resultado de este conjunto de entidades, que habría quedado en 4.193 millones y en un retroceso del 58,88% sin contar con las pérdidas del Banco Popular.

En cuanto a los datos individuales, el Banco Santander lideró la lista de ganancias en 2012 con 2.205 millones de beneficios, el 59 por ciento menos, así como la relación del dinero destinado a cubrir créditos, partida que engulló 18.000 millones.

Caixabank ganó 230 millones, con un descenso del 78,2 por ciento, y con unas dotaciones sobre la cartera crediticia de 10.299 millones, en tanto que Banco Sabadell tuvo un beneficio de 81,9 millones (el 64,7 por ciento inferior), con unas provisiones de 2.540 millones.

En cuanto a otros epígrafes del balance y de la cuenta de resultados de la gran banca, el año pasado empeoró la mora de este quinteto de entidades.

En el caso del Banco Sabadell, subió del 5,95 al 9,33 por ciento, mientras que la morosidad de Caixabank creció del 4,9 al 8,62 por ciento, en el Banco Popular del 5,99 al 8,98 por ciento; del 4 al 5,1 por ciento en el BBVA y del 3,89 al 4,54 por ciento en el Banco Santander.

 

El beneficio de la gran banca cayó el año pasado un 83 por ciento, hasta los 1.732 millones