Los investigadores del crimen de Cabanas confían en una pronta resolución del caso

Foto de archivo del lugar en el que apareció el cadáver de la mujer AEC
|

Fuentes de la investigación del crimen de Cabanas confían en resolver próximamente la autoría de la muerte de la vecina de la localidad Elisa María Abruñedo Pérez, de 46 años, ocurrida el pasado día 1 de septiembre en las proximidades de su vivienda, en el lugar de Lavandeira. La Guardia Civil está siguiendo una serie de pistas que  se espera que permitan detener e imputar al autor del asesinato en un corto plazo de tiempo.
El día de autos, la mujer no regresó a casa tras salir a dar un paseo por el entorno, como hacía habitualmente, por lo que su familia se alarmó y dio aviso a la Guardia Civil. Se realizó un amplio despliegue en su búsqueda, en el que participaron miembros de la Benemérita, voluntarios de Protección Civil, familiares y vecinos, además de los perros de rescate de Casaga, y se saldó sin éxito. Su cadáver fue hallado entre los matorrales al día siguiente de su desaparición por la noche por un vecino. Estaba semidesnuda, había sido degollada y, al parecer, presentaba signos de una agresión sexual. La instrucción corre a cargo del Juzgado número 2 de Ferrol.
Los vecinos de Cabanas ya protagonizaron varias concentraciones en apoyo a la familia y para reclamar el esclarecimiento de los hechos.

Los investigadores del crimen de Cabanas confían en una pronta resolución del caso