Fernando Trueba se une a Rosalía Mera en el apoyo a jóvenes músicos

|

El Ideal Gallego-2011-06-14-015-8a1ada06

  nagore menayo > a coruña

  El director de cine Fernando Trueba es el invitado de honor para participar en el jurado del primer concurso de Jazz-fusión a nivel nacional, organizado por la Fundación Paideia. La presidenta de la entidad, Rosalía Mera, será también la encargada de presidir el grupo de expertos que decidirá al ganador de este primer certamen, que arrancará el próximo 21 de junio, Día de la Música.  
El concurso va dirigido a jóvenes promesas del mundo del jazz que no tengan ningún trabajo discográfico editado ni distribuido comercialmente. Cada grupo deberá subir su maqueta, compuesta de tres canciones y un máximo de 20 Mb, a la plataforma digital de  Fnac, que también colabora en la organización del certamen. De este modo, se propicia que el público conozca los trabajos y pueda  votar a sus preferidos desde el 4 hasta el 17 de julio. El que más votos reciba será el ganador del público, un premio que contempla la grabación de un CD con 500 copias en el Estudio Mans y una gira en directo por varios centros de la multinacional francesa.
El premio del jurado, por su parte, consiste en la grabación del CD, con la edición de 1.000 ejemplares y la gira por las superficies comerciales, y además, un premio en metálico de 1.500 euros.

Apoyo “obligado” > Durante la presentación del certamen, Rosalía Mera incidió en la “obligación de todos por plantear opciones que generen oportunidades para que la gente con talento pueda llegar a algo”. “Los que tenemos más edad, más medios y más tiempo tenemos que hacerlo para que los que vienen detrás puedan tenerlo. Estamos haciendo lo que otros hicieron por nosotros”, aseguró la empresaria.
Para el director de cine, esta iniciativa es la oportunidad de descubrir nuevos talentos y de premiar a aquellos artistas que “tienen la capacidad de comunicar algo con su música, de emocionar, de tocarte”, apuntó Trueba. Aseguró que “es lo que se busca en cualquier arte”, y es lo que él valorará durante su trabajo como jurado. “A veces un exceso de técnica puede ser contraproducente, hay que buscar la emoción. Y más en el jazz, que es una música muy creativa, abierta a la improvisación y donde hay que innovar”, concluyó.


 

Fernando Trueba se une a Rosalía Mera en el apoyo a jóvenes músicos