Jesús Castro dice adiós

Esta temporada, las lesiones han sido un duro hándicap para el jugador patricia g. fraga


Una vez finalizado ya el playoff de la LEB Oro, el Leyma Basquet Coruña ya piensa en la temporada que viene. Y si la semana pasada confirmaba que el pívot lituano Gediminas Zyle iba a continuar en la entidad naranja, ayer otro de sus jugadores de la primera plantilla, el capitán Jesús Castro, anunciaba que se retira del baloncesto profesional.
En una emotiva carta publicada en sus redes sociales, el ferrolano nacido en Eibar indica que “ha llegado la hora de despedirme de lo que ha sido mi vida hasta hoy, infinidad de horas invertidas en lo que es mi pasión, satisfecho por saber que siempre me he esforzado al máximo y dejado la piel por todos y cada uno de los equipos que depositaron su confianza en mí”.
Jesús Castro también incidió en que “son 16 años desde que dejé mi casa para perseguir un sueño, con buenos y malos momentos, pero con grandes recuerdos de todas las ciudades en las que he tenido la suerte de trabajar. Es muy difícil nombrar a toda la gente que me ha ayudado en mi carrera”. En su carta, el escolta nombra a Tino Caraglia, Miguel Maseda, Félix Ramos, Basilio Pampín, Quique Gutiérrez, Eugenio Llera, Antonio Gómez Nieto, Javi Rojas, Sergio Valdeolmillos, César Alonso, Paco López, Pablo Alonso, Moncho Fernández y Andreu Casadevall. Del mismo modo, no se olvida de su último club. “Gracias a la familia del Basquet Coruña. Ya venía de un mal año y conseguisteis devolverme la ilusión. Han sido tres años geniales, y es que volver a casa para acabar esta aventura junto a mi familia ha sido la mejor guinda para este pastel”.
También tuvo cariñosas para “Saúl, has sido mi agente, pero por encima de eso está nuestra amistad, viene de muy atrás y siempre serás mi hermano, me he sentido muy arropado en Promosport y os deseo la mejor de las suertes. Igualmente tengo que agradecer a Fernando Sanmartín y su mujer Sandra Berraquero todas las horas que me habéis dedicado en vuestra clínica, sois unos físios increíbles”. Pablo Romero y Ricardo Campos también forman parte de los agradecimientos de Jesús Castro.
“Mención aparte para mis padres y familia. Gracias por apoyarme incondicionalmente, por sacrificar aquellos domingos por la mañana temprano para estar en la grada transmitiéndome vuestra ilusión desde que tenía seis años”. Y, cómo no, también tuvo palabras para sus hijas y para su mujer, Anabel, a la que le hace un cómplice guiño al decir que “¡ahora nos tocará a nosotros ir a ver a nuestras niñas a sus partidos de los domingos!”.
“Tampoco quiero olvidarme de las aficiones de todos los equipos de los que he formado parte, sin vosotros no hubiera tenido ningún sentido”.
Finalmente, afirma que “me siento preparado para dejar el baloncesto profesional, aunque desde luego seguiré ligado a este deporte que tanto me ha dado, ahora es el momento de enseñar a los más jóvenes lo que se puede conseguir con pasión y constancia. Muchas gracias a todos y a seguir disfrutando del BALONCESTO”, sentencia.

Jesús Castro dice adiós

Te puede interesar