La densidad de población vuelve a crecer en seis de los distritos coruñeses

|

El barrio del Agra del Orzán no conoce límites poblacionales o, por lo menos, de momento no se ha frenado el traslado de vecinos a esa zona de la ciudad. Un estudio sobre el panorama general de las siete grandes ciudades gallegas en la actualidad publicado ayer por el Instituto Galego de Estatística (IGE) revela que el número de residentes por cada hectárea de ese entorno siguió creciendo en 2018, a pesar de ser una de las zonas más pobladas de Galicia. En este contexto, no es de extrañar que el municipio sea el que cuenta con mayores ratios de entre las principales urbes de la comunidad.

En el período interanual comprendido entre 2017 y 2018 hasta seis de los diez distritos censales en los que está dividida A Coruña incrementaron el número de vecinos y, por tanto, su densidad de población. Un informe del IGE recoge, además, pequeñas fluctuaciones en la superficie de los distritos. No obstante, la cifra que vuelve a sorprender es la del distrito 6 –que aglutina la calle Barcelona, O Peruleiro, el Agra del Orzán y As Conchiñas– porque cuando parecía que el empadronamiento allí no podía aumentar más lo ha vuelto a hacer. 

En 2017 había allí 26.015 coruñeses –nacidos en España u originarios de otros países– repartidos en 45,8 hectáreas de terreno, mientras que ese mismo espacio da cobijo actualmente a 26.150 propietarios e inquilinos en decenas de edificios de los más altos de la localidad. De esta manera la densidad de población, es decir, el número de habitantes por cada hectárea pasó a ser de 571,24 cuando antaño era de 568,20. 

Varias fluctuaciones
Lo positivo es que ha habido cierta redistribución desde 2012, el primer año del que el IGE guarda estadísticas, pues por aquel entonces el parámetro estaba en los 594,52 habitantes por cada 10.000 metros cuadrados. 


El volumen fue bajando tanto por el traslado a otros barrios y otros municipios como por el regreso de muchos vecinos a sus lugares de origen durante la crisis. Los datos también han ido cayendo en el distrito 4 –avenida del Ferrocarril y el entorno de la estación, Os Mallos y Vioño– en los últimos años, pero aún así es el segundo ámbito más denso de la ciudad con 303,23 residentes por cada hectárea. 


El tercer distrito del ranking, el 3, que incluye Cuatro Caminos, Juan Flórez, Ramón y Cajal y A Palloza, por contra registró un nuevo ascenso en el empadronamiento en 2018 gracias a 25.404 personas. Entre los barrios que aumentaron población también están los comprendidos en los distritos 1, 2, 9 y 10 correspondientes al centro, Monte Alto y las zonas más periféricas de la urbe.

La densidad de población vuelve a crecer en seis de los distritos coruñeses