El Supremo reconoce el derecho a la educación en castellano en Cataluña

|

El Tribunal Supremo reconoce en una nueva sentencia el derecho de los alumnos que lo pidan a recibir sus clases en castellano y catalán como lenguas vehiculares, aunque sin que la Generalitat tenga que reformar de forma global el sistema de inmersión lingüística en Cataluña.

Desestima así el recurso presentado por la asociación Convivencia Cívica Catalana, en representación de una familia que solicitaba la escolarización en castellano, contra un auto de la sala contencioso-administrativa del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que avaló el modelo de inmersión, pero garantizando la escolarización individual.

El Supremo precisa que el derecho que reconoció a la familia era a que sus hijos fueran escolarizados con el castellano y el catalán como lenguas vehiculares “en el centro y curso” en que estén inscritos. Para ello, mantiene, la Generalitat deberá adoptar “las medidas precisas”, aunque no cree necesario que deba reformar su sistema de inmersión.

El Supremo reconoce el derecho a la educación en castellano en Cataluña