Gatocán denuncia a una vecina de Betanzos por el supuesto envenenamiento de cinco gatos

13 diciembre 2013 p..gina 20.Betanzos.- El Ayuntamiento de betanzos y la Asociaci..n Gatoc..n trabajar..n de forma conjunta para controlar las colonias de gatos callejeros que durante los ..ltimos a..os tantos quebraderos de cabeza hab..an provocado a los

Gatocán denunció en los Juzgados de Betanzos el supuesto envenenamiento de cinco gatos de una colonia controlada por parte de una vecina del municipio

Según explicaron desde la protectora de animales, el martes un ciudadano alertó de la intoxicación, lo que permitió rescatar dos de los mininos, que están siendo tratados por veterinarios de la asociación con sede en Coirós. 

Gatocán indicó que, después de dar con la presunta autora del envenenamiento, y que esta admitiese los hechos, sus representantes interpusieron la correspondiente denuncia por un delito de maltrato animal contra la mujer que, al parecer, reside en las inmediaciones de una de estas colonias, controladas en virtud de un convenio de colaboración suscrito hace casi cinco años entre la protectora y el Ayuntamiento de Betanzos. Así, los gatos se esterilizan y, de esa manera, se controla su salud y su población para que no ocasionen problemas de convivencia, precisó Gatocán.

Intervención
En 2013, el municipio y la protectora acordaron aplicar una serie de medidas para controlar las colonias que tantas molestias estaban provocando a los vecinos de sos zonas concretas de la ciudad: Lanzós y A Cañota.

La iniciativa, pionera en la provincia, pretendía la convivencia entre “animalistas” y no “animalistas”, entre aquellos alimentan a diario a los gatos y quienes rechazan este tipo de prácticas al considerar que pueden resultar insalubres, y conseguir colonias sanas y con una reproducción controlada, siguiendo los pasos de Ourense, la primera ciudad que desarrolló esta idea en Galicia.

El procedimiento seguido ha sido siempre el mismo y consiste en recoger a los gatos y trasladarlos al refugio que la protectora tiene en Coirós. Allí, los veterinarios se encargan de su esterilización y saneamiento para, a continua- ción, devolverlos a Betanzos. 

Pero no regresan a la calle directamente, sino a casetas de  madera tratada como la situada tras la Torre de Lanzós, donde los animales, además de cobijo, disponen de areneros y comederos, en las que no está permitido depositar más que pienso seco y agua pues “los restos de comida son perjudiciales, tanto para los propios gatos como para los vecinos a los que molestan los olores que puedan desprender”,  explicó  entonces Beatriz Martín, de la Protectora de Animales Gatocán.

En este sentido, se desconocen los motivos que pudieron llevar a la persona denunciada a depositar el veneno ni en qué circunstancias lo hizo, pero sí que la asociación la demandó por un posible delito de maltrato contra el bienestar animal, expuso, en un comunicado, Gatocán.

Gatocán denuncia a una vecina de Betanzos por el supuesto envenenamiento de cinco gatos

Te puede interesar