El kilo de percebe se subasta en la lonja a los 280 euros, seguido del santiaguiño, a 220

El Ideal Gallego-2018-12-23-058-d70f116f
|

Hubo lonja de mañana y una de tarde exclusiva de percebe, y en ambas se coronó al crustáceo como el más caro de estas navidades. Hasta 280 euros el kilo se llegó a despachar de madrugada. Fue el precio máximo y de ahí fue bajando a los 30 euros del más pequeño, al que los expertos llaman “pipas”. El responsable del departamento de cancha de la Lonja, Ignacio Iglesias, contó tras la puja vespertina que en la segunda remesa el producto alcanzó los 170 euros el kilo. 

Pese a la cantidad que se concentró en El Muro a primera hora, un total de 1.600 kilos, en la plaza no fue el marisco con mayor presencia. Los puestos se cuidaron mucho de comprarlo porque sus altos precios son un freno para el cliente. Además, “el pelotón vendrá el lunes”, comentó Juan Carlos, desde Monte Alto. En la plaza de Lugo, Alcira, del puesto Mareas Vivas, explicaba que se negó a hacerse con él: “Te entra un mareo solo de ver cómo va”. Así que la vendedora puso sobre el hielo al camarón, que vendió desde los 60 euros, a la centolla por 45 y a la nécora, a 55. Sonia, de Elviña, sirvió mucho pescado de horno y merluza. La lubina fue la reina a 43 euros el kilo. Marcos se alió con el rape y en San Agustín, el puesto de Carlos llevó lenguado a las casas por 35 euros.

En lonja, se contabilizaron hasta 2.300 kilos de centolla, por las que se pagó desde los 44 euros hasta los seis, de la que se se compra para fumés y salpicones. Nécoras sumaron entre todas 600 kilos y partieron de los 87 euros hasta los trece. 

De santiaguiños se distribuyeron 35 kilos, un bocado de mar tan codiciado como escaso por el que se llegó a pagar 220 euros el kilo. Las previsiones de buen tiempo hacen pensar que mañana será una buena jornada para el sector. En Nochebuena se moverá más bien mercado de interior, asegura Ignacio, la mayoría por encargo porque aquí “no se arriesga”.

El kilo de percebe se subasta en la lonja a los 280 euros, seguido del santiaguiño, a 220