La Xunta amplía a los ríos de Abegondo la protección del embalse de Cecebre

El alcalde celebró la decisión del Gobierno gallego sobre el entorno del embalse de Cecebre
|

Los ríos de Abegondo ya cuentan con un reconocimiento de la Xunta que les permite gozar de una protección similar a la del embalse de Cecebre.
De este modo, las riberas del Mero y del Barcés han sido validadas por parte del Gobierno autonómico como Espazo Natural de Interese Local (ENIL). Esto se unirá por lo tanto a la figura de Lugar de Interese Comunitario (LIC) que ya posee el propio embalse de Abegondo-Cecebre.
Desde el Ayuntamiento abegondés entendían que ese reconocimiento del embalse no podía quedarse ahí, ya que consideraban que la protección de los espacios fluviales “non debe descansar no encoro”, sino que había que extenderla a los ríos que llegan a él y a sus lechos.
Esto llevó a trabajar para la consecución de esa figura del ENIL con el fin de conservar y proteger los principales ríos que transcurren por el término municipal, junto con las áreas delimitadas en el Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) como suelo rústico de protección de espacios naturales conectados con estos ríos.
De esta manera nació la propuesta “Ribeiras do Mero-Barcés”, que fue aprobada por unanimidad por el pleno de la corporación y remitida después a la Xunta con el fin de que hiciera lo propio, algo que acaba de validar tras comprobar que los valores ambientales del espacio se ajustan a la declaración, como indicó el Ayuntamiento.
Este ENIL cuenta con una superficie de 197,48 hectáreas y se conformará con el Dominio Público Hidráulico y la zona de servidumbre de los ríos Mero, Barcés, Gobia, Rego de Fontao y Rego de Roufrío –estos cuatro afluentes del primero–, junto con determinadas zonas en contacto con ellos, delimitadas en el PGOM como suelo rústico de protección.
El agua de todos estos ríos, de una u otra forma, señala el consistorio abegondés, terminará  en el LIC Encoro Abegondo-Cecebre”, que está además incluido en la Rede Natura 2000 de la Unión Europea.
Abegondo destaca asimismo que su red fluvial, a pesar de la poca entidad de sus lechos y por su pequeño recorrido –salvo el Mero y el Barcés–, constituye un espacio natural “cun gran potencial ecolóxico de grande calidade ambiental e paisaxística” y actúa, añaden, “como verdadeiros corredores verdes no territorio”, por lo que los ríos deberían ser conservados para que se conviertan en una red verde para preservar los diferentes hábitats.

conservación
Esta declaración como ENIL implicará que el Ayuntamiento ponga en práctica las medidas “necesarias e precisas” para la conservación de estos valores naturales de los ríos.
Las actuaciones pueden abarcar desde la limpieza de los lechos hasta programas divulgativos de educación ambiental o de erradicación de especies invasoras. En el plazo de dos años, el consistorio deberá elaborar el Plan de Conservación de “Ribeiras do Mero-Barcés” y de uso público de este espacio natural. n

La Xunta amplía a los ríos de Abegondo la protección del embalse de Cecebre