La Universidad duplica las unidades de compost dentro de su plan de residuos

Copia de El Ideal Gallego-9999-99-99-999-7d80b5f5

El reciclaje de material orgánico continúa extendiéndose en el seno de la Universidad. Si hasta ahora la facultad de Filología y la Escuela Técnica Superior de Arquitectura disponían de sendas unidades de compostaje, la Oficina de Medio Ambiente universitaria ya trabaja con la incorporación de dos nuevos transformadores, también en el campus de A Zapateira.
La primera, en la Escuela Universitaria de Arquitectura Técnica, que ya se encuentra a pleno rendimiento, y habrá otra en la facultad de Ciencias, cuya instalación aún está pendiente. La de Aparejadores ya se inauguró hace una semanas, y los becarios de la Oficina de Medio Ambiente fueron los encargados de comenzar el trabajo en esta unidad.
Con posterioridad, también se pretende instalar uno más en el campus de Elviña, en alguna de las facultades que generan menor volumen de residuos, y que sería el primero en este espacio. Según se recoge en el documento del plan de gestión de residuos de ambos campus, el modelo de compostador que se ha elegido es de tipo estático, como el que ya funciona en Filología. Esta es una de las principales medidas de actuación que contempla el plan, que además de los residuos orgánicos, propone actuaciones preferentes para alcanzar mayores cotas de reciclaje de otro tipo de materiales como plásticos, papeles y cartón, material informático y hasta lámparas y fluorescentes, además de envases ligeros. Para todo ello, la Oficina de Medio Ambiente considera necesario un equipamiento que incluya dos contenedores para materia orgánica, tres para papel y cartón, dos de vidrio con sistema de ayuda de carga, de 4 a 6 compostadores estáticos y dos equipos MUPI (puntos de recogida).

novedades
El plan también incluye novedades en la gestión separada de residuos. Así, contempla la recogida del aceite vegetal generado en los servicios de hostelería, cuya responsabilidad de gestión de será de los propios centros. “Todos los servicios deberán contar con recogida separada y entrega al gestor autorizado”, recoge el documento. Asimismo, tendrán que ofrecer la información sobre su gestión, las cantidades generadas y el destino que se dé a los residuos.
Sobre los contenedores destinados a la recogida de envases ligeros, la oficina considera que los 31 que actualmente hay en A Zapateira y Elviña son insuficientes para atender las necesidades. Por ello, estudiará su redistribución, si fuese necesaria. “El objetivo es evitar la entrada en estos contenedores de otro tipo de residuos”, contempla el plan. Por último, con este proyecto, se mantendrán los planes de reciclaje de equipos informáticos, que se lleva a cabo en la facultad de Informática.
La oficina universitaria estudiará la posibilidad de establecer un convenio con la Europea Recycling Platform, ya sea de forma directa o dentro del proyecto Green Campus. También sigue igual el reciclaje de cartuchos de tinta, bombillas y pilas. Se preve instalar dos unidades, una en cada campus, para estos residuos.

La Universidad duplica las unidades de compost dentro de su plan de residuos

Te puede interesar