La Xunta ofrece a las empresas suelo barato para frenar la deslocalización

O responsable do Goberno galego, Alberto Núñez Feijóo, manterá unha xuntanza co embaixador da República Popular China en España, Lyu Fan. No seu despacho en San Caetano. foto xoán crespo 05/11/2015
|

El Gobierno gallego impulsará la concesión del derecho de superficie, una opción similar al alquiler con derecho a compra, que permitirá a las empresas ocupar parcelas de suelo autonómico en condiciones ventajosas a cambio de pagar un canon. Con esta vía, que ya se aplica en Portugal y en otras comunidades, la Xunta confía en frenar la deslocalización.
Al término del Consello de la Xunta, Feijóo concretó que en una primera fase afectará a los polígonos que tiene Xestur -2 millones de metros cuadrados-; aunque se prevé extenderla a los del Instituto Galego de Vivenda e Solo (IGVS) en una segunda fase.
Los adjudicatarios del derecho de superficie podrán construir las instalaciones necesarias y desarrollar su proyecto empresarial en las parcelas que les correspondan a cambio del pago de este canon anual, equivalente a un porcentaje del precio de venta de la parcela. Estará entre los 38 céntimos y los 2,28 euros al año por metro cuadrado.
Las parcelas seguirán siendo propiedad de la Administración y para poder acceder a estas condiciones ventajosas, las firmas deberán impulsar “un proyecto singular”, valorándose generar un mínimo de 20 puestos de trabajo o bien acometer una inversión no inferior a los 8 millones de euros.
Las adjudicatarias tendrán un plazo máximo de tres años para identificar las instalaciones y lograr la licencia de actividad. Incumplir esta condición conllevará la resolución del derecho de superficie y una indemnización igual al canon de cinco años.

HASTA 60 AÑOS
La previsión del canon para la aplicación del precio se ajustará a un año de carencia, si se solicita; el 1,5 por ciento del precio de venta de la parcela en los dos años siguientes; 2,5 por ciento del precio de venta de la parcela en los dos ejercicios consecutivos; y el 3,5 por ciento del precio de venta de la parcela en el resto del periodo de vigencia de la concesión.
En cuanto a las posibilidades de concesión, durante los diez primeros años los adjudicatarios podrán ejercitar el derecho de compra de las parcelas, aplicándose el precio no bonificado de las mismas y descontando una parte de lo pagado en concepto de canon.
El pliego establece que el plazo de vigencia del derecho de superficie será de treinta años, prorrogables hasta un máximo total de sesenta por acuerdo entre las partes.
Transcurrido el periodo de vigencia del derecho de superficie, la plena propiedad del suelo, del subsuelo y de las edificaciones construidas, revertirá en la Administración.

casi 400.000 metros
Feijóo también destacó que esta medida se suma a las bonificaciones ya vigentes y da continuidad al programa de venta de suelo empresarial iniciado a principios de año, que permitió vender 380.000 metros cuadrados del suelo empresarial hasta ahora, lo que iguala la suma de los tres años anteriores y la sitúa a niveles del año 2008.

La Xunta ofrece a las empresas suelo barato para frenar la deslocalización