La orden de desahucio de la plaza de abastos de Malpica se hará efectiva el próximo viernes

|

mercadomalpicaIMG_1493_72339.39_13545.73

  redacción > malpica

  José Ramón Varela anunció que a primeras horas de la mañana de este viernes efectivos de la Policía Local acudirán al edificio del mercado para proceder al desalojo de los comerciantes y precintar las instalaciones. Desde el colectivo afectado aseguraron ayer que no será necesario recurrir a la fuerza ya que abandonarán sus puestos de forma voluntaria, si bien esperan poder regresar a los mismos a partir del 11 de junio, día en el que se constituirán las nuevas corporaciones locales.
Y es que los placeros no ocultan su decepción y sorpresa por el hecho de que el alcalde insista en continuar adelante con el litigio que mantiene con ellos pese a que, con casi toda probabilidad, no va a seguir en su cargo. A este respecto cabe recordar que en las elecciones del domingo el PSdG solo obtuvo cuatro representantes por lo que, presumiblemente, le tocará al PP, que sacó 6 concejales, configurar el nuevo gobierno, salvo que se dé un improbable acuerdo a tres bandas entre PSdeG, Bloque y AIM.
El propio Varela Rey vuelve a mostrarse rotundo al pronunciarse sobre el tema: “Eu sempre defendín que o protocolo e a folla de ruta a marcaban os servizos xurídicos do Concello polo que neste caso, seguindo cos criterios establecidos pola lei, o desafiuzamento fixouse para o día 27 e iso é o que se vai a facer”. Sobre el hecho de que el desalojo llegue con él ejerciendo como alcalde en funciones, recalca que “non se trata de ningún capricho senón dun exercicio de responsabilidade. Prevaricar non lle gusta a ninguén e a min menos, e neste asunto, se se actúa doutro xeito, hai un claro risco de inhabilitación”.
Varela Rey insiste en acusar a los grupos de la oposición de no decir la verdad sobre el mercado. “Para o alcalde non é fácil tomar unha decisión deste tipo, pero eu quero ser recordado como un mandatario responsable, mentres que outros coas súas declaracións confunden á sociedade, porque non é posible defender os intereses duns cuantos a costa do ben xeral do conxunto dos malpicáns, xa que convén recordar que a praza de abastos é un patrimonio público”.
Los placeros, por su parte, ven las cosas de una forma bien distinta y se agarran al pliego y al reglamento que rigió la subasta del año 1984. Sobre esto, piden que se saquen nuevamente los puestos a subasta y que se le reconozcan los derechos que aparecen en esa documentación, tales como devolverles el dinero que pagaron en su día o, en el caso de que se les vuelvan a adjudicar los negocios, que no tengan que pagar más que la diferencia con las cantidades entregadas en 1984.
En tanto el asunto se dirime en los tribunales, los comerciantes se afanan estos días por vender toda la mercancía posible para en la tarde del jueves acabar de retirar sus pertenencias y enseres, con la esperanza de poder retornar a los negocios después del 11 de junio.


 

redacción > malpica
n José Ramón Varela anunció que a primeras horas de la mañana de este viernes efectivos de la Policía Local acudirán al edificio del mercado para proceder al desalojo de los comerciantes y precintar las instalaciones. Desde el colectivo afectado aseguraron ayer que no será necesario recurrir a la fuerza ya que abandonarán sus puestos de forma voluntaria, si bien esperan poder regresar a los mismos a partir del 11 de junio, día en el que se constituirán las nuevas corporaciones locales.
Y es que los placeros no ocultan su decepción y sorpresa por el hecho de que el alcalde insista en continuar adelante con el litigio que mantiene con ellos pese a que, con casi toda probabilidad, no va a seguir en su cargo. A este respecto cabe recordar que en las elecciones del domingo el PSdG solo obtuvo cuatro representantes por lo que, presumiblemente, le tocará al PP, que sacó 6 concejales, configurar el nuevo gobierno, salvo que se dé un improbable acuerdo a tres bandas entre PSdeG, Bloque y AIM.
El propio Varela Rey vuelve a mostrarse rotundo al pronunciarse sobre el tema: “Eu sempre defendín que o protocolo e a folla de ruta a marcaban os servizos xurídicos do Concello polo que neste caso, seguindo cos criterios establecidos pola lei, o desafiuzamento fixouse para o día 27 e iso é o que se vai a facer”. Sobre el hecho de que el desalojo llegue con él ejerciendo como alcalde en funciones, recalca que “non se trata de ningún capricho senón dun exercicio de responsabilidade. Prevaricar non lle gusta a ninguén e a min menos, e neste asunto, se se actúa doutro xeito, hai un claro risco de inhabilitación”.
Varela Rey insiste en acusar a los grupos de la oposición de no decir la verdad sobre el mercado. “Para o alcalde non é fácil tomar unha decisión deste tipo, pero eu quero ser recordado como un mandatario responsable, mentres que outros coas súas declaracións confunden á sociedade, porque non é posible defender os intereses duns cuantos a costa do ben xeral do conxunto dos malpicáns, xa que convén recordar que a praza de abastos é un patrimonio público”.
Los placeros, por su parte, ven las cosas de una forma bien distinta y se agarran al pliego y al reglamento que rigió la subasta del año 1984. Sobre esto, piden que se saquen nuevamente los puestos a subasta y que se le reconozcan los derechos que aparecen en esa documentación, tales como devolverles el dinero que pagaron en su día o, en el caso de que se les vuelvan a adjudicar los negocios, que no tengan que pagar más que la diferencia con las cantidades entregadas en 1984.
En tanto el asunto se dirime en los tribunales, los comerciantes se afanan estos días por vender toda la mercancía posible para en la tarde del jueves acabar de retirar sus pertenencias y enseres, con la esperanza de poder retornar a los negocios después del 11 de junio.

La orden de desahucio de la plaza de abastos de Malpica se hará efectiva el próximo viernes