Urbanismo ofrece pisos en alquiler o venta a los expropiados del Ofimático

|

Aunque el epicentro del problema de la vivienda ha estado en los últimos días en la calle de Padre Feijoo, lo cierto es que existen otras zonas de la ciudad donde los vecinos se ven en un serio peligro de perder sus casas. Es el caso de los catorce propietarios de casas en el futuro Parque Ofimático que permanecen en sus casas a pesar de haber sido desahuciados. Después de mucho tiempo esperando, siete de ellos por fin pudieron reunirse la semana pasada con César Otero, director de Urbanismo. Otero les hizo una oferta: o trasladarse a uno de los pisos de alquiler social del municipio o comprar al Ayuntamiento una vivienda a cambio de todas sus propiedades en los terrenos del Ofimático.

En un principio, la oferta municipal parece que pondría fin al grave problema de a dónde irán cuando les desalojen de sus viviendas, pero la mayoría de los afectados consideran que el Ayuntamiento está cometiendo un abuso. En primer lugar, porque cuando fueron expropiados al no querer vender sus casas no se les compensó con dinero, sino que les convirtieron en promotores “a la fuerza”, como dicen ellos. Es decir, que se les entregó un terreno en el Ofimático para que construyeran un nuevo hogar, además de una compensación económica que apenas cubrió la primera cuota de urbanización: algunos afectados adeudan ya miles de euros.

Sin embargo, en el proyecto se contemplaba entregarles unas nuevas viviendas, y así salió publicado en el DOG. “Lo normal es que nos paguen el alquiler de una vivienda hasta que las nuestras están listas. Eso se lo que se hacen en todos los casos, y así se lo hemos dicho al señor Otero”, replicaron. En cambio, lo que les ofrecen ahora es realojarlos en una de las vivienda de alquiler social en Novo Mesoiro y en Eirís. Dejando a un lado que los afectados querrían ver por sí mismos las viviendas que les ofrecen, les parece injusto tener que pagarlas.

La otra opción que les ofreció Otero es que compraran un piso al Ayuntamiento a cambio de todo el patrimonio que tienen en el Ofimático. Es decir, las casas de las que han sido desahuciados, más los terrenos sobre las que se levantan. Sin embargo, advirtieron de que la responsable de Rehabilitación de Vivienda, María Teresa Morán, debería evaluar caso por caso, puesto que algunos no disponen de parcelas 900 metros cuadrados, el mínimo imprescindible para pagar los 270.000 euros del precio de las viviendas que tienen a la venta en María Pita y que se encuentran en el centro de la ciudad.

Algunas de las propiedades tienen más metros cuadrados, pero según les dijeron, no se les compensaría por ellos económicamente. “Yo tengo 1.200 y mi casa, pero se quedarían con todo mi patrimonio a cambio de ese piso, que vale mucho menos. Me siento estafado”, comentó un afectado. De todos modos, los expropiados del Ofimático salieron de la reunión con la promesa de valorar la propuesta: “Sabemos que el Ayuntamiento ha dado un paso adelante, pero no es un paso que nos guste”.

Urbanismo ofrece pisos en alquiler o venta a los expropiados del Ofimático