Pedro Sánchez reitera la apuesta por un PSOE “autónomo y de izquierdas”

04/02/2017 Acto de Pedro Sánchez en Zaragoza. Propone a los militantes una "movilización masiva" y se compromete a ser el secretario general "de todos" Afirma que "nunca" un socialista será su "adversario" ARAGÓN ESPAÑ
|

El exsecretario general del PSOE Pedro Sánchez defendió ayer un partido “autónomo y de izquierdas” frente a una Gestora que lo deja “en tierra de nadie” y animó a los militantes a resolver así la “encrucijada” en que se encuentra este partido para ser alternativa a la derecha. Reunió a un millar de afiliados y simpatizantes en el Centro Cívico Delicias de Zaragoza, según datos de la organización, que se quedó pequeño.
Precedido en el estrado por la diputada del PSOE Zaragoza al Congreso, Susana Sumelzo, Sánchez aseveró que en España “solo hay dos opciones: el cambio o la derecha” y dejó claro que él, aspirante a la Secretaría General en las primarias internas, no renuncia a que el PSOE sea “la fuerza del cambio” en España.
“Todos queremos la unidad” en el PSOE, continuó y añadió que “la llave la tienen los militantes” y que estos decidirán en las elecciones primarias y el congreso del mes de junio.
Sánchez defendió valores de la izquierda, como el feminismo, el laicismo, el ecologismo y ha apelado en su intervención a las personas mayores que mantienen los hogares con sus pensiones y los parados de larga duración.
Se dirigió a los “socialistas de corazón” para defender un partido “plural, diverso, abierto y participativo que estamos llamados a recuperar en el congreso” de junio, que será “decisivo”, recordando que forman parte del PSOE los cargos orgánicos y públicos junto con la militancia. Nuevamente, defendió el “no a Rajoy” argumentó que es “un no que es un gran sí al cambio político de regeneración democrática que necesita nuestro país”, en la línea de un partido “autónomo, de izquierdas, coherente, que cumpla la palabra dada”.
Arremetió contra los “voceros de la derecha”, señalando que “al PP le preocupa la izquierda autónoma, creíble y fuerte que queremos que sea el PSOE”, avisando de que “no son tiempos de resignación, sino de compromisos” con las víctimas de la violencia de género y la desigualdad salaria, los padres que ven a sus hijos emigrar o los mayores que “son la guardería de nuestros hijos”. El PSOE ha de ser alternativa a la derecha, proclamó.
El aspirante a la Secretaría General hizo suyos los valores de la revolución francesa, en especial la fraternidad y la solidaridad, exigiendo al Gobierno de España que “cumpla” con su cuota de asilados de Siria e Irak, y ha lamentado que algunos dirigentes del PP hayan apoyado las declaraciones del presidente norteamericano, Donald Trump, al “equiparar a refugiados sirios e iraquíes con potenciales terroristas”. Apostó por configurar una alianza progresista en Europa contra las políticas de Trump. n

Pedro Sánchez reitera la apuesta por un PSOE “autónomo y de izquierdas”