El asesinado en Castellón defendía a su nieta de una agresión sexual

Vista de la vivienda en Castellón donde el martes tuvo lugar el suceso | DOMENECH CASTELLÓ (efe)
|

El hombre de 70 años que murió este martes en Castellón apuñalado por su exyerno defendía a su nieta, de 22, de una posible agresión sexual después de que el agresor la obligara a desnudarse a punta de cuchillo, confirmaron fuentes policiales.

El acusado de matar a este hombre y de agredir sexualmente a la joven de 22 años quiso hacer daño a la familia de su expareja, hijastra del fallecido y madre de la chica, antes de asesinarla y después de que ella le denunciara y se refugiara desde el lunes en un centro de acogida. Así se desprende de las primeras investigaciones en torno al caso ocurrido el martes en una vivienda de la Marjalería de Castellón por el que el principal sospechoso, de 46 años, permanece custodiado policialmente en el Hospital General de Castellón, inconsciente aún tras las heridas en abdomen y tórax que sufrió tras caer a una acequia cuando huía del lugar.

La joven de 22 años, a quien el sospechoso obligó a desnudarse a punta de cuchillo y cuyo abuelo (”un héroe” según el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues) salvó de ser agredida al enfrentarse con él antes de recibir las cuchilladas que causaron su muerte, sigue ingresada, pero sus heridas son menos graves.

Según el Tribunal Superior de Justicia valenciano, el supuesto homicida había sido juzgado y condenado el 14 de febrero en Castellón por un delito de amenazas en el ámbito de la violencia de género a 60 días de trabajos en beneficio de la comunidad, y se le prohibió acercarse a la mujer durante un año.

Este hombre amenazó a la víctima en presencia de los policías locales que habían acudido al domicilio tras recibir una llamada del 112 que alertaba de una fuerte discusión de pareja. La sentencia fue fruto de un acuerdo entre su defensa y el fiscal y el acusado se declaró culpable, mientras que la víctima, según el fallo del Juzgado de lo Penal número 3, se negó a interponer denuncia por los hechos y en su comparecencia ante el juez se acogió a no declarar.
El delegado del Gobierno aseguró que ese hombre es una persona “muy conflictiva” y con numerosos antecedentes policiales. La Policía recomendó a la denunciante que se refugiara en un centro de acogida y sometió a vigilancia la vivienda de ella pero el sospechoso, en lugar de ir a ese domicilio, se dirigió al de los padres de la mujer, en el que también estaba su hija.

El asesinado en Castellón defendía a su nieta de una agresión sexual