Condenados dos conductores que huyeron tras causar sendos accidentes por circular ebrios

el responsable del atropello en el paseo marítimo fue arrestado gracias a la colaboración ciudadana pedro puig
|

Varios son los puntos en común de los accidentes que van a costar penas de cárcel y varios años de retirada del carné a los conductores responsables de dos accidentes, registrados en 2008 y 2009 en el núcleo de Carballo y el Paseo Marítimo coruñés. El juzgado de penal 2 ha dictado las correspondientes sentencias para los infractores, a los que se sanciona por delitos contra la seguridad del tráfico en varias modalidades y lesiones por imprudencia.

Sus historias comparten el hecho de que ambos habían bebido antes de ponerse al volante y ambos trataron de huir después de dejar heridas a varias personas en la carretera. De igual modo, ambos aceptaron ante el juez la sentencia acordada por el fiscal y la defensa y eludieron así enfrentarse al juicio.

Siguiendo un orden cronológico, el primero de los accidentes fue el que se registró en mayo de 2008 en la intersección de una vía local de Carballo con la que conecta con Razo. Ocurrió de madrugada, cuando el piloto procesado se saltó una señal de Stop e invadió la incorporación, colisionando con otro turismo. El impacto hizo que el segundo coche girara sobre sí mismo y volcara, ya fuera de la vía.

Dentro viajaba un matrimonio, cuyos miembros sufrieron traumatismos craneoencefálicos y lesiones cervicales que les costaron más de 100 días de tratamiento rehabilitador. Por su parte, y tal como se refleja en la sentencia, el causante del vuelco, tras ver el resultado, abandonó a pie el escenario y se dirigió a un bar de Coristanco, donde fue arrestado varias horas después por la Guardia Civil. Presentaba “claros síntomas” de embriaguez, pero aceptó someterse al test de alcoholemia, que resultó positivo.

En su caso, la resolución judicial le impone diez meses de prisión y casi cinco años de privación del permiso de conducir, por dos delitos de lesiones por imprudencia grave y otros tantos contra la seguridad vial; uno de ellos, agravado por el hecho de ser reincidente ya que, como se hace constar, el hombre acumulaba tres condenas previas de tráfico, una de las cuales le había costado el permiso de conducir, que tenía retirado.

 

atropellada

Un año después, en mayo de 2009, se producía en A Coruña el atropello que va costar al segundo de los infractores un año y ocho meses de cárcel y la prohibición de conducir por dos años y medio, más una multa.

Sucedió, tal como se relata en la sentencia, a mediodía, cuando el conductor transitaba por el Paseo Marítimo. Circulaba bajo los efectos del alcohol, con lo que, al llegar a la altura del hotel Riazor, omitió detenerse en un paso peatonal y arrolló a una de las personas que lo atravesaban. La víctima, una veinteñera, salió despedida y acabó tendida en la calzada, pero el hombre, en lugar de asistirla, siguió su camino, si bien fue detenido poco después gracias a los datos que facilitaron a la Policía los testigos.

En su caso, el fallo incluye, además del delito de lesiones y contra la seguridad vial, la omisión del deber de socorro.

Condenados dos conductores que huyeron tras causar sendos accidentes por circular ebrios