La suciedad de la cala de Bens refleja, según los vecinos, el “olvido” del núcleo

|

“Estamos cansados, nos sentimos abandonados y ya no sabemos qué hacer”. El presidente de la asociación de vecinos de Bens, Antonio Conde, alerta de las malas condiciones de la playa de este núcleo, cuya suciedad es mayor cada día y no ven que este año se le vaya a poner algún tipo de solución.

Este hartazgo ha provocado que, durante los últimos meses, los residentes de esta zona coruñesa hayan enviado varios escritos al Gobierno local pidiendo que se lleve a cabo una limpieza en condiciones del área. “La cala está cada vez más sucia, pero no solo eso, sino que el camino que da acceso a ella está también sin limpiar y la maleza no para de crecer”, indica Conde, quien preguntó incluso a la propia empresa de limpieza sobre este asunto, y añade que la respuesta fue que “no hay presupuesto para esto”, comenta. Ahora, al ver que el verano llega a su fin y no han podido disfrutar de este arenal tan próximo a sus viviendas, solicitan, una vez más, una reunión con la concejalía de Medio Ambiente. “Nunca nos responden”, dice el presidente de la asociación vecinal.

Si bien el Ayuntamiento limpiaba de forma habitual la zona más próxima al paseo que bordea el arenal y que procede de O Portiño, este año no ha sido así.

Mismo trato

Desde la asociación de vecinos suponen que se trata de un asunto relacionado con la situación sanitaria actual, pero reclaman que se lleve a cabo una actuación semejante a la que se realiza en todas las playas del municipio, en las que los residuos depositados por la acción del oleaje son recogidos de modo regular.

Antonio Conde relata, además, varios episodios ocurridos en las últimas semanas en Bens. Ya no solo se trata de hierbas altas, residuos del mar o plásticos que se acumulan en los caminos. “Los camiones que se dirigen a la planta de reciclaje pasan por la zona y dejan rastro de papeles que vuelan y no se recogen”, asegura. Por otra parte, lo mismo ocurre con camiones que transportan carne u otro tipo de productos. “Dejan restos en el suelo que, además, provocan un olor insoportable”, explica el portavoz de los vecinos.

Las quejas por el mal estado de la playa de Bens se remontan a varios años atrás, y es que quienes se bañan y toman el sol en la cala se quejan de que la basura no es recogida de forma regular. l

La suciedad de la cala de Bens refleja, según los vecinos, el “olvido” del núcleo