La Policía celebra el día de su patrón en medio del malestar de los sindicatos del Cuerpo

El Ideal Gallego-2013-10-04-017-80194da5
|

La Policía Nacional celebro ayer su Día en una gala que, como viene siendo tradicional, tuvo lugar en el teatro Colón y contó con la presencia del delegado del Gobierno Samuel Juárez y el comisario jefe de la Policía Nacional en Galicia, Jaime Iglesias. El acto central fue la entrega de medallas al mérito policial tanto a agentes del Cuerpo como a cuatro personas a él. Pero la ceremonia no estuvo exenta de polémica porque varios sindicatos policiales, entre ellos el SUP, UFP y el CEP, declinaron acudir en protesta por la forma en la que se habían designado esas medallas, sin contar con el procedimiento estipulado para su concesión en el que intervienen los propios sindicatos.  
A pesar de estas tensiones, el acto transcurrió con normalidad y tras el discurso de bienvenida del comisario jefe se procedió a la entrega de las condecoraciones, cerca de un centenar, así como a la entrega de un diploma y una medalla al comisario jubilado José Jaime Goday Enríquez. Todos fueron acogidos como aplausos, como recalcaron los delegados sindicales. “No estamos diciendo que nuestros compañeros no se merezcan las medallas, pero existe una desproporción entre el número de oficiales y agentes de la escala básica que la reciben, y que está a favor de los primeros”, manifestaron. El portavoz del CEP, Santiago Rey, fue más allá y aseguró que en algunos casos se había evaluado “la capacidad de arrodillarse lo suficiente” de algunos de los agentes.
 
compensación
Parte del malestar se debe a la reciente congelación salarial que han sufrido los policías en su condición de funcionarios y que supone una nueva pérdida de poder adquisitivo que lleva a casi un 25% en los últimos años. Los sindicatos del Cuerpo denuncian que los policías tienen que trabajar en horarios partidos, a turnos, en fin de semana y noches y que su trabajo les expone a una serie de peligros que no están compensados económicamente. “Nos dan medallas pero después nos sangran por otro lado”, protestaron.
Precisamente son las medallas con distintivo rojo, que conllevan una pensión, las que más han recaído en los funcionarios de la escala superior y ejecutiva, en una proporción de dos de cada tres. Ninguno de los galardonados participó en el auxilio a las víctimas del accidente de tren de Angrois, demasiado reciente, pero sí se celebró, como es habitual, un acto de homenaje a los fallecidos en acto de servicio, así como al interpretación de los himnos autonómico y nacional. No fue, por cierto, la única música que se dejó oír en la ceremonia, que contó con la actuación de Rosa Cedrón. n

La Policía celebra el día de su patrón en medio del malestar de los sindicatos del Cuerpo