El Gobierno local prevé ampliar y modernizar la perrera municipal

04 abril 2019 A Coruña.- La falta de adopciones amenaza con llenar la perrera municipal A día de hoy hay 66 perros en la perrera municipal
|

La Concejalía de Medio Ambiente solicitó que se incluyan en el presupuesto del año que viene fondos para la ampliación y modernización del centro de acogida de animales ya que una de sus prioridades es mejorar las instalaciones actuales de Bens.

Los técnicos de la concejalía ya trabajan en un proyecto para la remodelación de las instalaciones que acogen en estos momentos a cerca de un centenar de perros.

“Queremos ampliarlo, modernizarlo y estamos preparando el proyecto. Esos caniles tienen que ser más y mejores, con un espacio amplio en el que puedan estar sueltos unas horas al día, en resumen, mejorar la calidad de vida de los perros”, explica la concejala del área, Esther Fontán. “Le vamos a dedicar una parte de lo que pedimos”, señala la edil sobre la partida que indicaron para el presupuesto.

Otra de las mejoras que la concejalía quiere llevar a cabo en la perrera de Bens es la instalación de un lugar en el que se pueda operar a los animales en caso de que sea necesario. El anterior equipo de gobierno había llegado a comprar un equipo para este tipo de actuaciones, pero no pasó de ahí. 

“El quirófano no llegó a instalarse, se compró el material pero está allí empaquetado sin instalar”, explica Esther Fontán. Ahora, el nuevo Gobierno local se plantea “instalar un nuevo quirófano” porque “el que compraron ya no sirve”. Aunque antes de poder contar con este tipo de equipamiento es necesario “adecuar las instalaciones” porque ahora no reúnen las condiciones requeridas para contar con este tipo de material.

Concienciación
La mejora de instalaciones no es el único proyecto en mente de la Concejalía de Medio Ambiente para optimizar las condiciones de vida de los animales de compañía.

Así, se está preparando una nueva campaña de concienciación con una doble vertiente. “Por una parte contra el maltrato animal y otra para la adopción de nuestros inquilinos del centro de acogida”, asegura la concejala Esther Fontán.

La edil destaca que en la ciudad “hay un perro por cada cuatro familias” y con la problemática añadida de que “muchos están sin registrar”. “Es terrible”, añade. Por esta razón estudian la posibilidad de que exista “un registro de perros”. La presencia de animales en los hogares implica aspectos como “la responsabilidad de quien lo tiene y vigila, ordenanzas y espacios adecuados”. “Un perro no es un juguete, es un miembro más de la familia, es la idea que deberíamos tener y supone una responsabilidad”, destaca.

El Gobierno local prevé ampliar y modernizar la perrera municipal