Los bancos obligados al traspaso de bienes a la Sareb solo cedieron 78 propiedades en toda la ciudad

novagalicia banco traspasó las parcelas de someso pedro puig
|

La Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria apenas tiene presencia en A Coruña atendiendo al número de bienes muebles traspasados por los nueve bancos afectados inicialmente. De las 78 propiedades existentes, la mayoría son garajes, bajos comerciales o suelo sin edificar. La explicación, para la Asociación de Promotores Inmobiliarios de A Coruña (Aproinco) es que, a finales de año muchas entidades nacionalizadas bajaron los precios de sus activos inmobiliarios con el objetivo de venderlos antes de verse obligadas al traspaso.
De los nueve bancos requeridos por la Sareb solo dos, Novagalicia Banco y Banco Gallego, tocan directamente a Galicia, puesto que una gran parte responde a entidades financieras del Levante. Esa es una de las explicaciones para que apenas se vean traspasos públicos de activos. Ni Caixa Catalunya, ni el BMN, ni Liberbank, entre otras, poseían propiedades en la ciudad que acabasen en manos del llamado banco malo.
Por contra, las hay que tienen inmuebles aquí, pero que no eran susceptibles del cambio y otros, como Novagalicia Banco que cedieron bastante. En su página web reconocen que el Sareb es ahora dueño de 41 plazas de garaje en Joaquín Planells, otras 19 en O Martinete y unos últimos 10 garages en la urbanización Altamar de Monte Alto.

activos de más valor
También se desprendieron de tres locales comerciales en el mismo barrio, al tiempo que Bankia entregó una vivienda de 200.000 euros en la calle de Mendaña de Neyra y una nave industrial en Cambre.
Pero quizá los activos de mayor valor de los que hubo de desprenderse la entidad gallega son las parcelas de suelo urbano en Someso (en el sector S7 por más de siete millones de euros y en el E-4 por casi tres millones). Por su parte, Bankia solo traspasó suelo urbano en el número 48 de la calle de Ángel Rebollo. Por contra, respecto al Banco Gallego –ahora integrado en el Banco Sabadell– tampoco parece tener que haber cedido la gestión de bienes o, al menos, no lo hace público.
En este contexto, el secretario general de la Asociación de Promotores Inmobiliarios de A Coruña, Juan José Yáñez, puntualiza que “este es un tema de mucha complejidad” porque hay otros movimientos que no son tan públicos. “Hay tres grupos de activos distintos: las viviendas y suelo procedentes de convenios con promotores, activos físicos, dación en pago..., pero también un grupo de los préstamos hipotecarios a particulares y, sobre todo, a empresas promotoras”, afirma Yáñez. El tercero es aquel relativo a las participaciones en sociedades inmobiliarias en las que los bancos actuaron como promotores de los edificios en sociedades.
“En los tres casos hay muchísimas empresas privadas afectadas”, comenta el secretario general, que insiste en que “la constitución de la Sareb afectó muchísimo y tiene una transcendencia brutal en el sector”. De hecho, en un par de semanas se reunirán con su presidenta, Belén Romana, porque están interesados en el buen funcionamiento tanto en el caso de la venta como en el de posibles alquileres. Respecto a la escasez de pisos, lo achaca a la bajada de precios previa para liquidar.

Los bancos obligados al traspaso de bienes a la Sareb solo cedieron 78 propiedades en toda la ciudad