Año nuevo, retos nuevos

Plantilla, cuerpo técnico y afición deben formar de nuevo piña para impulsar al conjunto herculino en las dos competiciones que afrontará en las próximas semanas | quintana
|

El RC Deportivo debe pasar página cuanto antes a un 2020 de pesadilla y hacer propósito de enmienda en el año nuevo, donde comenzará a competir en dos frentes tan intensos como ilusionantes.

Sin tiempo para dispersarse tras el parón navieño, los herculinos tendrán que enfundarse rápido el mono de faena y centrarse en el encuentro de treintaidosavos de final de la Copa del Rey a partido único en Riazor ante el Alavés, el próximo miércoles 6 de enero a partir de las 19.00 horas.

Aunque no es un objetivo prioritario, el torneo del KO permitirá a los herculinos desprenderse de una gran dosis de presión al no ser los favoritos para avanzar de ronda ante un ‘primera’ en el que el tridente gallego Lucas Pérez-Joselu-Jota Peleteiro marca las diferencias en el plano ofensivo.

La Copa, de tan agradable recuerdo para el deportivismo tras los títulos de 1995 y 2002 podría comprimir más si cabe el calendario de enero, puesto que en caso de clasificación coruñesa los dieciseisavos de final tendrían lugar el día 16 —en casa y frente a un adversario de categoría superior—, mientras que los octavos —también a un solo partido— se celebrarían el 27.

Pero lo que realmente importa a la entidad de la Plaza de Pontevedra, lo que le da de comer, es el torneo de la regularidad y en este escenario surge la visita al Ruta de La Plata de Zamora el domingo 10 a partir de las 17.30 horas.

La escuadra de Fernando Vázquez tiene la oportunidad perfecta para desquitarse del hiriente revés frente al Celta B con tres puntos que redoblarían la autoestima de un grupo confeccionado para el retorno al fútbol profesional en una dura carrera con 101 aspirantes más.

Después de haber puesto colofón a la primera vuelta de la liguilla inicial del Subgrupo A, el Depor repetirá salida el fin de semana del 17, con el desplazamiento a un campo histórico como El Helmántico, en donde aguardará un Salamanca UDS depauperado.

Los coruñeses regresarán a su feudo de Riazor el fin de semana del 24 para medirse a un Compostela erigido en una de las revelaciones de la división de bronce.

El templo blanquiazul acogerá dos envites ligueros consecutivos, puesto que el día 31 el Depor cerrará enero recibiendo a Unionistas. 

Año nuevo, retos nuevos