El número de pacientes ingresados en el área coruñesa vuelve a descender

La carga de la UCI del Chuac descendió en dos pacientes respecto al martes | Pedro puig
|

El área sanitaria coruñesa vivió ayer una jornada en la que el total de pacientes ingresados con coronavirus en alguno de los centros de la zona volvió a descender, hasta las 187 personas, once menos que el pasado martes.

Por otro lado, el número de nuevos positivos volvió a incrementarse, pero en tan solo nueve personas, por lo que el total de casos certificados en el área desde el comienzo de la pandemia se eleva ya a 1.280. El aspecto negativo de la jornada volvieron a ser los fallecimientos, ya que se registraron siete más.

Del total de pacientes ingresados, 162 se encuentran en el Complejo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac), de los cuales 31 requieren de la atención de los profesionales de la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), mientras que los 131 restantes están en planta. Las personas hospitalizadas restantes están en el resto de centros del área, cuatro de ellos en el Hospital de Cee, tres en el Quirón, catorce en el Modelo y cuatro en el San Rafael.

En relación al pasado martes, la carga en la UCI del Chuac ha descendido en dos personas, mientras que en planta hay siete pacientes menos. En el resto de hospitales este descenso se ha hecho notar en el Quirón, que pasó de seis a tres pacientes.

Además, los centros sanitarios decretaron ayer 25 nuevas altas, por lo que el área coruñesa vivió su undécima jornada consecutiva en la que algún paciente superó el coronavirus. En total, desde que se decretaran las primeras altas, el pasado 13 de marzo, han sido un total de 295 las personas que han superado el virus.

En cuanto a los cuatro nuevos perecimientos, cinco de ellos fueron en el Chuac, en concreto, tres varones, de 66, 73 y 76 años, y dos mujeres, de 66 y 88. También falleció una mujer de 84 ingresada en el centro de Cee, los seis contaban con patologías previas. El séptimo muerto se registró en una de las residencias de mayores, DomusVi Matogrande.

Situación en las residencias

Uno de los mayores focos de preocupación, en cuanto a la incidencia del virus se refiere, son los centros de servicios sociales y ayer se comunicaron nuevos contagios. En la residencia de mayores Concepción Arenal se registraron tres nuevos contagios entre sus usuarios, que ya hacen un total de 36, mientras que en DomusVi Matogrande se conocieron otros cinco, lo que significa un total de 41.

En el plano de los trabajadores de estos centros residenciales ocurrió lo contrario, y es que la Concepción Arenal pasó de tener 16 miembros de su personal infectados, a los catorce que comunicaba ayer al Servizo Galego de Saúde (Sergas).

En los centros de atención a personas con discapacidad (CAPD) la situación se mantiene igual, con nueve contagios en el CAPD A Coruña, siete usuarios y dos trabajadores, y un usuario de Aspronaga afectado por el virus.

Trombosis venosa

La doctora Beatriz Pombo, médica internista de la Sociedade Galega de Medicina Interna (Sogami) y profesional del hospital universitario de Lugo, apunta a que se ha apreciado un incremento de casos de trombosis venosas debido a la crisis sanitaria, tanto de pacientes de Covid-19, como de personas con factores de riesgo que ven limitado su movimiento por el confinamiento.

“Todos los especialistas están de acuerdo en que el ejercicio físico es beneficioso tanto para arterias como para venas”, dice Pombo. Señala que los efectos del confinamiento se aprecian más en el largo plazo, pero en cuanto a los pacientes, han “visto en estudios de China que en infecciones por Covid-19 hay procesos de inflamación en los que se favorece la trombosis. Debido a esto, creemos que en un breve espacio de tiempo tendremos que atender casos de trombosis venosas”.

La doctora recomienda moverse periódicamente por casa para que al mover los músculos se favorezca el drenaje del sistema venoso. Destaca como claves el caminar y la hidratación.

El número de pacientes ingresados en el área coruñesa vuelve a descender