“Sufríamos cada semana por el ascenso y ahora por no descender”

02 noviembre 2014 Fútbol Entrenamiento del Deportivo en Abegondo
|

 Álex Bergantiños compareció ayer en la sala de prensa de al ciudad deportiva de Abegondo para valorar el momento del equipo. Se refirió, en primer término, al rival del Depor dentro de nueve días, la Real Sociedad y su flamante nuevo entrenador.
“David Moyes, puede aportar orden a un equipo capacitado para grandes cosas como demuestra el hecho de que haya ganado al Real Madrid y el Atlético”, comentó el coruñés.
“Todos sabemos que, por jugadores, tienen mucho más nivel que el que refleja la clasificación. Hace nada estaban jugando Champions con esa base de equipo y están llamados a salir de ahí. Quizás con este entrenador tengan un poco más de orden, que es lo que les estaba faltando. Un equipo que ha ganado al Madrid y al Atlético está capacitado para grandes cosas”, sentenció.
Además, el mediocentro de la cantera herculina cree que el nuevo técnico aportará su condición de hombre de fútbol de las islas: “Seguro que introducirá la disciplina británica y tratará de que sea un grupo más solidario y más ordenado en el césped porque individualidades tiene. Hace dos años el equipo era más ordenado y no se partía tanto en los partidos”.

un año duro y exigente
Los deportivistas saben que lo que viene por delante no es baladí, ya que el Deportivo ha de pelearse con equipos de más presupuesto, tope salaria, calidad... Aún así el equipo tiene un gran margen de mejor, por lo que hay que partir del optimismo, eso sí, con realidades por delante.
“La igualdad abajo es muy importante este año entre seis o siete equipos y con eso hay que convivir. El año pasado sufríamos cada semana por el ascenso con tres o cuatro rivales y este año va a ser lo mismo por no descender y tenemos que estar tranquilos. Es parte del fútbol y hay que saber convivir con eso”, dijo el jugador blanquiazul.
Esa absoluta veracidad a la hora de interpretar la temporada a nivel colectivo -la Liga al completo-, como equipo , y en tono personal le hace decir claramente que este curso será bastante complicado. “La afición es realista (que no de la Real) y sabe a qué puede aspirar el equipo este año, que es difícil”.
Por otra parte no hay que olvidarse de una situación que sigue siendo clave, y no es otra que la capacidad de adaptación al campeonato con los numerosos cambios que durante el verano se realizaron.
“Al Deportivo le costó adaptarse esta temporada por la llegada de jugadores nuevos y de otro entrenador, pero el equipo va a más en los entrenamientos, progresando y, a la larga, eso va a dar frutos en la pelea por la permanencia”, comentó.

fuera del equipo
No es nuevo para él. Álex Bergantiños es uno de los jugadores que más ha peleado en el Depor. No solo como jugador, en su puesto, sino en general. Salió cuando se le propuso marcharse cedido, es un jugador de club y nunca levanta la voz. Lleva el brazalete de capitán con todo mérito. Si le toca ser suplente, lo asume con naturalidad pensando en que el fútbol es cíclico y las oportunidades regresarán.
“Hay que estar preparado para reaparecer cuando surja la oportunidad, que siempre vuelve”, deja claro.
“El entrenador no se casa con nadie. Cuando las cosas no funcionan prueba cosas, mueve piezas y es lógico. Lo demanda la afición, los periodistas y nosotros porque, cuando no funcionan las cosas, hay que moverlas. Ahora, llevamos un balance de puntos mejor que el inicial”, comentó el futbolista.
Otro de los aspectos repasados por el centrocampista es el de los lesionados y los posibles ausentes, como el caso de Postiga. “Espero que apelación le quite el castigo de un partido a Hélder”, comentó, además de manifestar sus esperanzas de que pronto puedan reaparecer los extremos Lucas Pérez, del que dijo que es un jugador “importantísimo”, y Diogo Salomao, que lleva ocho meses fuera de los terrenos de juego por una rotura de cruzado.
En cuanto a Salomao, quien apura los últimos días de trabajo antes de poder entrar en una convocatoria para ganar ritmo de competición, Álex mostró su satisfacción por la recuperación del luso-coruñés. “Verlo con el grupo es una alegría. Es importante el apoyo anímico que necesita. Esa adrenalina de tantos meses esperando la va a soltar en el campo”, apuntó.

“Sufríamos cada semana por el ascenso y ahora por no descender”