El sol y la música medieval alegran la jornada de la Feira das Marabillas en la Ciudad Vieja

|

Lució el sol y los coruñeses no dudaron en echarse a las calles para disfrutar de la programación de la Feira das Marabillas en la Ciudad Vieja. Pero junto al astro rey, la protagonista de ayer fue la música, de la mano del Encontro de Música Medieval que por novena vez impregnaba los muros de la iglesia de Santiago como si no hubiese pasado el tiempo desde que el levantamiento del templo.
Pero el espíritu musical no solo vino de la mano de las agrupaciones que mostraron todo su el santuario, sino que salió a la calle de la mano de unos peculiares gaiteiros, sin “monteira” o “pucho”, pero con maquillajes y aspecto de conquistadores, que, efectivamente, se adueñaron del público que se dejó ver por toda la Ciudad Vieja.
El buen tiempo favoreció que el ambiente en todo el recorrido de la Feira das Marabillas se impregnase de una multitud que, un día más, disfrutó con malabares, teatro, danza y conciertos diversos, así como de las actividades para los más pequeños. Así, el llamado “Recuncho das Pícaras” fue de nuevo uno de los lugares más visitados por los asistentes, que disfrutaron junto a los niños de talleres y atracciones al más puro estilo de la Edad Media.

Jornada dominical
La Feira das Marabillas continúa hoy su apuesta por retrasar los relojes al Medievo con un programa festivo que llenará la jornada dominical de diversión, antesala del día grande en la que se celebrará la tradicional Cea Medieval, que tendrá lugar en el Rectorado de la Maestranza.

El sol y la música medieval alegran la jornada de la Feira das Marabillas en la Ciudad Vieja