Investigan el origen de un nuevo vertido “espumoso” al río Callou en el polígono de Piadela

El vertido se detectó a última hora de la mañana de ayer en el entorno del Parque de Bomberos de Betanzos
|

Las autoridades investigan el origen de un vertido “espumoso” al Callou en San Esteban de Piadela. En concreto, en el polígono industrial, en las inmediaciones del Parque Comarcal de Bomberos de Betanzos. El incidente se detectó a última hora de la mañana de este miércoles después de que un ciudadano advirtiese de la situación al 112. Ni las causas ni el origen del vertido están claras, ni siquiera si proceden de una vivienda o de una empresa de las instaladas en Piadela.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Betanzos solicitó a Augas de Galicia autorización para acometer las actuaciones incluidas en el Plan Único POS + 2019 correspondiente a la reordenación del saneamiento en las orillas, entre los puentes de As Cascas y de O Carregal, la obra más importante que se realiza en la ciudad en los últimos años, a la que se destinarán 500.000 euros, confirmó el Gobierno de Barral. Con esta intervención, el municipio betanceiro pretende completar las actuaciones en materia de saneamiento desarrolladas recientemente “executando unha obra que resulta clave para esta rede e unha das máis importantes levadas a cabo no concello”, que se completará con la renovación del colector “que se proxecta ó longo do río Mendo, unha instalación antiga que vén de sufrir tanto o deterioro do tempo, coma o repise dos terreos nos que se atopa aloxado e incluso roturas accidentais causadas pola navegación neste tramo de río desde a ponte das Cascas ata o fondo da ría”, explicaron desde el Ayuntamiento de Betanzos.

 

Características

El estado de esta instalación no garantiza la durabilidad que cualquier actuación parcial pudiese aportar, a lo que se une que el colector ocupa, al menos en gran parte, terrenos de propiedad privada, lo que hace inviable su correcto mantenimiento, con lo que, según detalló la alcaldesa, María Barral, se decidió acometer unas actuaciones que “consistirán básicamente na execución dun cambio de trazado na impulsión da EBAR das Cascas”.

En resumen, se trata de una tarea de “redimensión”, en tanto en este nuevo trazado habrá que integrar servicios de la avenida de Jesús García Naveira. Además, se incluirá un pozo en la calle de Manuel Bartolomé Cossío dotado con tres bombas; construir un  tanque de tormentas, e instalar un sistema de impulsión en el margen izquierdo que conectará, por vía subterránea, con el puente de O Carregal, desembocando en la red existente “augas abaixo”, precisaron desde Obras.

Con esta configuración, sin pozos y “aloxada en gabia fóra do alcance da marea e das crecidas máximas do río, conseguimos anular todos os vertidos que poidesen darse nese tramo”, sentenciaron desde Betanzos.

Investigan el origen de un nuevo vertido “espumoso” al río Callou en el polígono de Piadela