Cementerios casi vacíos en un día de Todos los Santos marcado por las medidas anti Covid

|

La pandemia del coronavirus se dejó notar ayer en la festividad de Todos los Santos, con menos visitas y mucha menos afluencia en los cementerios coruñeses, semivacíos la gran mayoría, con estrictas medidas de seguridad para evitar la propagación de la enfermedad.

Una mujer comentaba ayer a las puertas de San Amaro que su visita sería “más rápida de lo habitual”, lo suficiente para dejar unas flores frescas en la jardinera, ya que hace días acudió al camposanto para limpiar los nichos de su familia y ayer no quería “encontrarse con mucha gente”.

San Amaro, precisamente, fue el camposanto herculino que mostró un ambiente mayor, aunque todos los visitantes se preocuparon de guardar las distancias con otras personas. El Ayuntamiento colocó, además, multitud de dispensadores de gel y de señales en mobiliario y suelo, con el objetivo de que los usuarios realizasen un itinerario específico al recorrer el recinto.

Los rituales propios de la jornada se vieron limitados por el cierre perimetral de A Coruña ordenado por la Xunta y por las restricciones en cuanto a las visitas, que deben ser solamente integradas por convivientes. Hoy, Día de Difuntos, se repetirá la misma situación, dado que las últimas medidas implantadas todavía serán revisadas mañana.

Así, el Gobierno local amplió esta semana el horario en los cementerios, con la intención de que la jornada de Todos los Santos no provocase aglomeraciones. A pesar de esto, hubo quien no quiso cambiar de rutinas y acudió a velar a sus seres queridos a primera hora, “cuando todavía no hay bullicio”.

Ofrenda floral

La alcaldesa, Inés Rey, acompañada por los portavoces municipales, presidió en la mañana de ayer en el cementerio de San Amaro la habitual ofrenda floral del Ayuntamiento en el primer día de noviembre.

La regidora depositó flores al pie de la Cruz de los Olvidados y se guardó un minuto de silencio. El grupo municipal del BNG manifestó en sus redes sociales que el acto sirvió para “evocar a loita pola democracia e os dereitos sociais e nacionais”.

Cementerios casi vacíos en un día de Todos los Santos marcado por las medidas anti Covid