Un empleado que fue despedido acampa en la planta de Nostián para que lo readmitan

|

El Ideal Gallego-2011-07-02-011-e6936555

r.l. > a coruña
  El miembro del comité de empresa de Albada, que fue despedido por agredir presuntamente a un guardia de seguridad durante una movilización en la que hubo varios piquetes, inició ayer una acampada en el acceso a la planta de Nostián que solo piensa dejar cuando la concesionaria del tratamiento de residuos sólidos le comunique su readmisión. El operario y miembro del comité de empresa de Albada, Fernando Balay, instaló la que será su vivienda durante los próximos días en compañía de otros compañeros del comité, que ayer le ofrecieron su apoyo e incluso alguno apuntaba que no descarta pasar la noche con el despedido.
Todo comenzó hace unas semanas cuando la patronal le comunicó al comité el cese de este empleado alegando que había agredido a un guardia de seguridad, en medio de una protesta en la que se dieron cita varios piquetes. Sin embargo, Balay considera injusta esta sanción y advierte de que la acusación es falsa, ya que el día en el que se produjeron los hechos no estaba ni siquiera en las inmediaciones de Nostián.
Varios compañeros de Fernando Balay corroboran su testimonio y así se lo han hecho saber a la empresa con el fin de que ésta restituya de inmediato en su puesto al que consideran “una víctima que ha pagado los platos rotos por estar en el comité de empresa”, apuntaba uno de sus compañeros.
“Seguirei acampado na miña tenda ata que a empresa rectifique e retire os cargos que se me imputan”, afirmó el sindicalista, que ayer anunció que luchará con todos los medios que estén a su alcance para demostrar su inocencia. El supuesto suceso tuvo lugar un domingo por la mañana, momento en el que el delegado  asegura que no se encontraba en las inmediaciones. “Teño moitas forzas porque os meus compañerios están o meu lado. Algún deles di que pasará a noite conmigo”, sentenció Balay.

Huelga >
Respecto a la huelga acordada en asamblea por los trabajadores de la planta de Nostián, para exigir a la empresa la negociación de un nuevo convenio laboral, el comité advierte que con ese despido de Balay la situación ha empeorado más de los que pensaban y la mayoría de los operarios de la concesionaria secundará el paro.

Un empleado que fue despedido acampa en la planta de Nostián para que lo readmitan