El PP acusa al nuevo alcalde de Ourense de pagar comidas con cargo a multas

El socialista Agustín Fernández Gallego sostiene el bastón de mando, durante el acto de toma de posesión ayer como alcalde de Ourense en un pleno extraordinario en el que se hizo efectiva su elección. EFE
|

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Ourense, Rosendo Fernández, asegura tener "constancia con documentos" de que el nuevo alcalde de la ciudad, Agustín Fernández Gallego, pagó, siendo concejal de Hacienda, comidas con cargo a multas

"Queremos que Agustín Fernández Gallego explique los gastos de representación, concretamente en comidas, que pagó en un asador de Ourense canjeando el precio por las multas que tenía el dueño del establecimiento", ha solicitado esta mañana Fernández en rueda de prensa.

Las sanciones serían de la policía local y por impuestos de vehículos, ha concretado.

Asimismo, asegura tener documentos que respaldan su afirmación y que el total de la factura amortizada por este método ascendería a 120 euros.

El Partido Popular no quiere concretar la fecha en la que tuvo lugar tal comida, "aunque sí la conocemos, pero queremos que sea el nuevo alcalde el que ofrezca esos detalles junto a una explicación", apunta Fernández.

El portavoz popular mantiene que el nuevo gobierno se encuentra "bajo sospecha", aunque, pese a las afirmaciones vertidas, reafirma su respeto a la "presunción de inocencia". De momento, tampoco tomarán los populares ninguna medida legal por los hechos que describen y que, aseguran, "han sucedido así".

Fernández "tan solo" reitera su petición de información al respecto por parte del actual alcalde.

"Estamos ante una democracia surrealista", sentenció Fernández, e instó a Fernández Gallego a poner en práctica lo que en su toma de posesión anunció: terminar con la política espectáculo y el insulto.

"El mayor ejemplo de política espectáculo fue la manifestación en la Plaza Mayor tras la detención de Francisco Rodríguez, donde sí fuimos insultados", expone.

También hace referencia a las divisiones internas dentro del PsdeG "entre afines de Pachi Vázquez y de Francisco Rodríguez".

Además, acusa al Bloque Nacionalista Galego de ser "el cómplice de nombrar un alcalde impuesto" y de apoyar una forma de gobierno "que finalmente terminará con ellos mismos".

Solicita del Ayuntamiento más información, "ya que desde la detención del alcalde el 20 de septiembre nadie más ha convocado una junta de portavoces". Asegura que es el Partido Popular el que "defiende los intereses de Ourense y nunca abandonaremos nuestro trabajo de control y fiscalización de un gobierno bajo sospecha".

El PP acusa al nuevo alcalde de Ourense de pagar comidas con cargo a multas