Cambio de esquema como punto de inflexión

La plantilla trabajó ayer a puerta cerrada en Riazor mónica arcay
|



Andone ya no esta solo. Coinciendo con la explosión goleadora del delantero, se han unido a la fiesta jugadores como Babel, Marlos (que compartió minutos y demarcación con el rumano) y ahora Joselu, que ya lo acompañó ante el Betis este martes en la Copa del Rey.
Después de estar semanas peleándose con las defensas rivales en solitario debido a las lesiones en esa posición, ahora cuenta con un nuevo compañero, Joselu. Con el de Silleda ya había jugado ante el Athletic de Bilbao, antes de su lesión.
La pregunta es si ahora el técnico vasco optará por alinear de inicio a ambos puntas u optará por continuar con el 4-3-2-1, en el que presumiblemente el rumano saltaría de inicio.
Con Tyton, salvo sorpresa, defendiendo el arco herculino, la defensa reconocible sería la formada por Juanfran por la derecha y Luisinho por la izquierda, con Sidnei y Albentosa en el centro de la zaga.
En el mediocentro comienzan las incógnitas. Después de perder la titularidad en La Rosaleda, Mosquera podría volver a ceder su puesto en la medular, donde parece claro que comenzará Celso Borges. El costarricense, pichichi del Deportivo con cuatro dianas, jugó la segunda parte del partido de Copa, entrando por Álex Bergantiños.
Puede repetir como su par Guilherme, que ya le dio la réplica ante el Málaga en La Rosaleda. Ryan Babel, a la espera de si llega o no a tiempo de recibir el alta médica para estar ante el conjunto txuri urdin, ocuparía una de las alas.
De lo contrario, Fayçal Fajr tendría una nueva oportunidad para reivindicarse. En la derecha, Carles Gil se ha ganando el puesto, tras su notable actuación ante el conjunto malacitano. En la medipunta, la parroquia blanquiazul espera ver de nuevo a un Emre Çolak que no termina de tener continuidad en los planes de Garitano.

balas en la recámara
Las lesiones merman la proyección ofensiva del Deportivo, al que le quedaría la opción de Marlos Moreno. El técnico vasco podría aprovechar su velocidad para darle entrada en la segunda parte. Tras no ir convocado a la Copa debido a su ‘castigo’ resta ahora saber cuándo será la oportunidad de Pinchi.

Cambio de esquema como punto de inflexión