La defensa de Flores pide el traslado a la ciudad de la instrucción de la “Pikachu”

Flores declaró el viernes ante Pilar de Lara durante dos horas y media quintana

Con el argumento de que un delito debe ser investigado en el lugar donde se sospecha que fue cometido, el abogado que representa al primer teniente de alcalde, Julio Flores, y a otros dos imputados en la rama coruñesa de la operación “Pokémon” planteó ayer al juzgado de Lugo una cuestión de competencia declinatoria, para pedir que sea un juez de A Coruña el que asuma la instrucción de la causa en lo que afecta a conductas cometidas en el ámbito local.
Tal como informaba ayer el letrado Esteban Rico, que ejerce la defensa tanto del edil como de su asesor, Juan Carlos Boga, y de la directora de los Museos Científicos coruñeses, Mónica Iglesias, el escrito impugna la competencia territorial del juzgado de instrucción 1 de Lugo ya que, de haberse cometido, los delitos que se atribuyen a funcionarios y trabajadores vinculados al consistorio coruñés deberían investigarse desde uno de los ocho juzgados de instrucción de la ciudad.
En el caso de Flores, y según declaraba ayer el propio concejal durante una comparecencia pública, la jueza indaga sobre la hipotética comisión de un único delito de tráfico de influencias, por el que también está imputado su subordinado. “Ese delito se refiere a una administración pública muy concreta”, señala el abogado defensor, en alusión al Ayuntamiento, para defender su postura de que la jueza de Lugo no es competente.
Será la propia Pilar De Lara quien se pronuncie ante este requerimiento para dejarla al margen de una parte del caso que dirige desde hace más de dos años. De hacer caso omiso, la parte que lo promueve tiene la posibilidad de presentar recurso ante la Audiencia Provincial, que tendría la última palabra.
La petición del abogado de Flores se produce solo tres días después de que el teniente de alcalde prestase declaración ante la magistrada instructora. Aunque el secreto de sumario que pesa sobre la causa impide conocer detalles del interrogatorio al que fue sometido el edil popular, se sabe que el interrogatorio se centró en ese posible tráfico de influencias y no en los contratos que se adjudicaron a alguna de las empresas filiales del grupo Vendex, el conglomerado en torno al cual gira la investigación conocida como “Pokémon”.  

sin cambios
El primer teniente de alcalde respondió durante dos horas y media a las preguntas de la jueza, que postergó el inicio de la comparecencia hasta las siete de la tarde del viernes y que, a su término, mantuvo la imputación sobre el miembro del ejecutivo coruñés, como días antes había hecho con el representante socialista José Nogueira.
Aunque la cédula de citación que recibió Flores para declarar como imputado hacía mención a cinco delitos, el interrogatorio se centró en un único episodio y una única infracción del Código Penal, la que comete la autoridad o funcionario que, prevaliéndose de su cargo, influye en otro funcionario público o autoridad para conseguir una resolución que le pueda generar directa o indirectamente un beneficio económico para sí mismo o para un tercero.

La defensa de Flores pide el traslado a la ciudad de la instrucción de la “Pikachu”

Te puede interesar