Colapso monumental tras una buena primera mitad

12 octubre 2013 Baloncesto Leb Oro Leyma-Cocinas.Com 83-79

El Leyma Natura no se sobrepuso a la baja de Chus Castro, pero fue una segunda mitad nefasta la que le llevó a encajar su quinta derrota del curso, después de desperdiciar una máxima ventaja de 13 puntos.
El conjunto coruñés no se tomó tiempo alguno en llorar la ausencia de su jugador más valorado. Se arremangó en defensa, si cabe un punto más de lo habitual, y al Cocinas.com se le hizo la noche ya en la primera posesión, donde agotó sin tirar los 24 segundos.
Con paciencia en ataque, donde pronto emergió un entonado Jason Cain, la ‘marea naranja’ levantó, tras un triple de Óscar Herrero, su primera renta de dos dígitos (2-12). Además, en apenas tres minutos había forzado dos faltas a uno de los hombres importantes de Jesús Sala, el ala-pívot Christian Nwogbo, que hubo de irse al banquillo.
Aunque los locales, que no solo no anotaban, sino que tenían problemas para lanzar, encontraron aire con la entrada en pista de Mikel Úriz, un triple de Cain puso fin al primer acto (15-21) y cortó de raíz la reacción del bloque riojano.
El segundo cuarto arrancó con canasta de Omondi Amoke, respondida por una penetración de Alberto Ruiz de Galarreta, aprovechando la floja defensa de un Sami Haanpää que sigue sin encontrar su sitio. Ambos equipos apretaron en defensa y el duelo se volvió más espeso, hasta que la zona 2-3 del Leyma Natura colapsó al Cocinas.com, que encajó un parcial de 0-8 que dio a los pupilos de Tito Díaz su máxima renta (25-38).
El paso por los vestuarios cortó el ritmo al Leyma, que volvió al parquet dormido y encajó un 17-4 que dio la iniciativa a los locales, con el secundario Ante Gospic en modo All-Star: 12 puntos en seis minutos. El croata lideró el festival ofensivo del Cocinas.com, que en este cuarto anotó un punto menos que en toda la primera mitad, mandando el duelo a los diez minutos finales con los de Jesús Sala seis tantos arriba (53-47), que pudieron ser ocho si Javi Lucas no llega a colocar dos tapones en la última posesión.
El periodo definitivo empezó como un concurso de triples: dos por equipo, los naranja de Ogirri y Carlos Noguerol, panorama peligroso para un Leyma que se había olvidado de meter balones a Cain, su mejor activo antes del descanso. Y no fue lo peor. Tres pérdidas seguidas las castigó el Cocinas.com de la peor manera posible: tres triples –uno de Borja Arévalo y dos de Alex Hall– que dejaron a los de Tito Díaz deambulando por el parquet como un boxeador sonado. Tanto que los balones perdidos siguieron siendo la constante que alfombró a los locales el camino hacia la paliza.

Colapso monumental tras una buena primera mitad

Te puede interesar