El remanente ‘culpable’

Pedro Mosquera
|

La pérdida de categoría padecida por el RC Deportivo ha provocado una desbandada de hasta 16 futbolistas que concluyeron la pasada temporada pero que han decidido no continuar en la entidad herculina en Segunda.
Ya sea por fin de cesión (Koval, Fede Valverde, Adrián López, Bakkali y Lucas Pérez), por concluir contrato (Rubén Martínez, Navarro, Muntari) o por sus respectivas negativas a quedarse en el club (Juanfran, Schär, Sidnei, Borges, Çolak, Guilherme, Luisinho o Andone), lo cierto es que la escuadra actual blanquiazul resulta prácticamente irreconocible para sus aficionados.
Solamente nueve de los 25 que integraban la nómina profesional de los de Riazor se han postulado para intentar reflotar la nave, pero ni siquiera todos ellos tienen garantizada su continuidad.
Tyton, Albentosa, Bóveda, Gerard Valentín, Carles Gil, Fede Cartabia, Krohn-Dehli, Mosquera y Borja Valle parten como los únicos ‘supervivientes’ a la nueva era iniciada en el club bajo el mandato del director deportivo Carmelo del Pozo.
El pasado viernes en la primera jornada de la Liga en Segunda División solamente tres de ellos fueron titulares ante el Albacete en el estadio Carlos Belmonte: Bóveda, Fede Cartabia y Krohn-Dehli. Pedro Mosquera y Borja Valle tuvieron la oportunidad de concursar en este envite, si bien salieron desde el banco de la suplencia.
 El argentino Cartabia, que confirmó hace exactamente siete días que continuaría vistiendo la elástica herculina, aparece como un firme candidato a marcar las diferencias en el intento por devolver al equipo a la categoría de la que nunca debió haber bajado. El ‘11’, sin embargo, ha sufrido una lesión de tobillo (esguince de grado I-II) que lo puede tener en el dique seco unas semanas. 

Delantera remozada
Aunque todas las líneas del equipo han sufrido una metamorfosis radical, la delantera ha sido la peor parada en la serie de cambios experimentada en A Coruña; no en vano, el berciano Borja Valle es el único que a día de hoy continúa en la escuadra de Riazor, toda vez que Florin Andone, Lucas Pérez y Adrián López se han marchado al Brighton, West Ham United y Oporto, respectivamente.
El cuerpo técnico que encabeza Natxo González tiene por delante una temporada complicada para ensamblar un bloque configurado por infinidad de caras nuevas; el pasado viernes el club comenzó la campaña con un empate agridulce, en el que el Depor esbozó seriedad defensiva pero careció de cierta profundidad e ideas en ataque.
Una lógica falta de acoplamiento que a buen seguro que se irá puliendo con el paso de las jornadas en un club que busca compromiso. l

El remanente ‘culpable’