La Xunta no contempla retrasar la apertura de los centros infantiles

|

La primera semana de septiembre está marcada en el calendario para la reapertura de las escuelas infantiles (de 0 a 3 años) y los diferentes centros de atención a la infancia. La Xunta, salvo que la situación empeore mucho más, no contempla retrasar estas fechas, al contar con un protocolo específico para tratar de minimizar riesgos.

“Neste momento no contemplamos esa cuestión (el retraso de la apertura), agora mesmo están previstas as aperturas para o 1 de setembro no caso das escolas privadas e o 4 de setembro as públicas, dependentes da administración autonómica”, explica la directora xeral de Familia, Amparo González. Este es el escenario con el que se trabaja ahora, “loxicamente non sabemos o que pode ocorrer en dúas semanas”, añade.

En referencia al protocolo impuesto para la vuelta a la actividad de este tipo de centros, como guarderías, González indica que es un documento “vivo”, que siempre se podrá “modificar ou incluir novas medidas”, si la situación así lo demanda.

Uno de los aspectos a destacar de este protocolo, “e que se fixo xa no mes de xullo”, es la formación de todos los profesionales, para que sepan como y cuando actuar. “O que queremos con este protocolo é que se protexa aos nenos e nenas e ás persoas traballadoras”, añade González.

“Protocolo real”

El documento normativo para la reapertura “é un protocolo real”, que, tal y como expica la directora xeral de Familia, tiene en cuenta que la educación de este nivel requiere “contacto”.

González apunta, como alguno de los aspectos a tener en cuenta del documento, que éste establece que cada centro debe tener un coordinador, que será quien esté en contacto con las autoridades sanitarias. En el hipotético caso de que alguien, niño o profesional, comience a presentar síntomas en el centro, habrá “un espazo específico”, como un aula, en el que se le pueda aislar. Tras comprobar si es un caso de coronavirus o no, se tomarán las medidas pertinentes, como la realización de pruebas al resto de integrantes de la escuela.

Otro de los aspectos que destaca Gonzáles es la “responsabilidade” de las familias y trabajadores para no acudir al centro si se presentan síntomas. Para ello, deberán “controlar a temperatura, tanto dos nenos, coma dos profesionais”, aclara. l

La Xunta no contempla retrasar la apertura de los centros infantiles