La ciudad inspira a que esta edición del Fórum Gastronómico se dedique al mar

|

“A Coruña está para comérsela”. Esa fue la frase más repetida ayer y puede que sea por eso por lo que se convenció a los organizadores del Fórum Gastronómico, no solo para que la próxima edición se celebre en la ciudad, sino para que el tema de este año sea el mar. Expocoruña acogerá del 23 al 25 de febrero una de las ferias más importantes de hostelería a nivel nacional e incluso internacional. Y por ello, la presentación tenía que estar a la altura.  
El hotel Hesperia Finisterre se convirtió ayer en un pequeño teatro sobre el que se ubicó un salón comedor. Como maestro de ceremonias, Pep Palau, el codirector del fórum, sentado en un sillón orejero. A la mesa, políticos, patrocinadores y representantes del sector. Entre ellos destacaba Luis Veira, la última nueva estrella Michelín de la ciudad y que animó a todos a enseñar que en Galicia “tenemos grandes cocineros”. “En tres días demostraremos lo que somos capaces de hacer con nuestra identidad culinaria”, declaró Veira, que advertía de que aprenderán de los expertos que vengan de otros lugares.
Porque uno de los atractivos del evento serán los grandes nombres que visitarán la ciudad, entre ellos, Diego Muñoz, el primer chef del restaurante de Gastón Acuria de Lima, Perú. De Madrid llegarán Rodrigo de la Calle, que destaca por la cocina verde y Ricardo Sanz, del local Kabuki. Como representación del País Vasco llegarán Josean Alija (Nerua) y Álvaro Garrido (Mina) Otros cocineros de vanguardia son Nacho Manzano (Casa Marcial) y Jordi Cruz (Ábac), entre muchos otros. Además, se contará con la presencia de representantes de la cocina de Albert Adriá y de Ferran Adriá.

a la calle
La feria, que pretende ser mucho más que eso, contará con 200 empresas distribuidas en 6.000 metros cuadrados de expositores dinámicos. Junto a las sesiones abiertas de cocina en directo habrá talleres para unas 75 personas y muestras exclusivas para unas 20. Pero además, las actividades se sacarán del recinto ferial. Los organizadores prometieron actos por la calles coruñesas.
De hecho, ese es el motivo que convenció al alcalde para participar con 200.000 euros en estas jornadas con las que, confesó, no estaba muy convencido. Su condición, que se llevase al ámbito local y así el fórum se convirtiese en un “escaparate para la gastronomía” de la ciudad y de Galicia, en donde ya se había celebrado en anteriores ocasiones, en Santiago. Esta vez, A Coruña coge el testigo de Barcelona, la última sede del evento.
Para el presidente de la Diputación, Diego Calvo, es una oportunidad de demostrar que en la comunidad no solo hay buenos productos, sino que “el sector está profesionalizado”. La secretaria xeral de Turismo, Nava Castro dio datos para corroborarlo:  las 48 “Q” de calidad, los 23 soles de Repsol y las 11 estrellas Michelín, una de ellas de Veira, que concluyó: “Les demostraremos la fama que tenemos de comedores, bebedores y hospitalarios”. n

La ciudad inspira a que esta edición del Fórum Gastronómico se dedique al mar