Antonio Pérez Henares

El Gobierno capador

Cortarles los huevos a los pobres canes parece que en este caso, y por ser cosa suya, ya no es mutilación sino algo muy bueno y natural que estaremos obligados a cumplir por ley.La primera reacción de uno no es otra que un “¿Por qué no te los cortas tú?” con un añadido, “¡A mi perro no lo tocas, c..!”, que creo compartirán miles de personas que tenemos perros.Porque Sergio García Torres el autor de tal proyecto dejó muy claro que todos estaban en el saco, ...Todos los perros o gatos que tengan acceso al exterior sean castrado para añadir después que se quiere prohibir así que ningún perro particular pueda criar.

Amnesia selectiva

El odio suyo, el que llevan más de una década desparramando por España contra la reconciliación de los españoles.

Los apestados

Lo que hoy aceptamos como “normal” nos hubiera parecido hace muy poco, lo que es en verdad, una atrocidad intolerable, pero nos la hemos ido tragando por fases entre las que estuvo la primera que a esto que hoy sufrimos no llegaríamos nunca.

Desperdicios de Sánchez

Y al argumentario de Iván, ese “¡que contento me voy!” y esa insinuación de “me sacrifico por ti” lo del barranco puede interpretarse así, que es lo que ha venido a decir le chirrían los hechos del personaje y su exhibición continua de su prevalencia, rango y posición.Las cosas, al revés que en los asesinatos de ficción, suelen ser lo que parecen en la muy mayoría de los casos.

Muerte joven

Cada vez más evidente y exhibido ya con alarde de seña de comportamiento e identidad.Hubo algo y es, aunque, desde la casa a la escuela, se haya tirado al cubo de los desperdicios, que se llamaba EDUCACIÓN. La esencial, la que se pierde a chorros y se degrada cada dia y a cada instante en el espejo putrefacto de los medios masivos de comunicación social.

El olor a debilidad

Lo que aquí olieron y explota con fruición el separatismo catalán es lo mismo que ha comenzado a oler por ahí fuera y que está aprovechando Marruecos: Debilidad.No he dicho sangre, ni lo diré, que no hay porque dramatizar, pero en la naturaleza y en la política la debilidad es su preludio y los predadores es lo primero que detectan.

El gobierno mostrenco

El Gobierno mostrenco es quien cobra por esa venta, es quien se aprovecha de ella y le permite seguir en la ubre del poder.Quien paga es la Nación, es España, es la Constitución, es la Justicia y es la dignidad de todos nosotros