domingo 25/10/20

TRUMP

Que Donald Trump es un personaje de dudoso gusto, ética discutible y escasa convicción democrática es algo conocido en el mundo entero, especialmente en EEUU, donde sus negocios no siempre han discurrido por el camino de la transparencia y el juego limpio. 
Es un hombre de negocios implacable cuyo objetivo continúa siendo amasar una de las mayores fortunas del mundo, acostumbrado a ordenar y a mandar sin tener en cuenta para nada la opinión de quienes se sitúan por debajo de su pedestal dorado, o sea, la mayoría del resto de los mortales. 
El último ejemplo fue el arranque xenófobo, despectivo y autoritario que tuvo con el periodista y presentador de Univisión Jorge Ramos, al que expulsó de una conferencia de prensa por hacerle preguntas incómodas, mientras se dirigía a él en un tono de desprecio infinito.  El mundo, qué duda cabe, vive tiempos de turbulencias y se enfrenta a retos terribles, y la posibilidad de que este personaje lidere a la mayor potencia mundial no es el menor de ellos.

Comentarios