sábado 19/9/20

Lo importante es la salud

e ahí nuestro contento al conocer los últimos datos sobre la salud del emérito, tras su operación de corazón, y más después de conocer su historial clínico: inicia la “tanda” unas heridas diversas en todo el cuerpo tras romper accidentalmente una puerta de cristal al acabar un partido de tenis en su residencia. 
Hay que añadir varias a consecuencias de su afición al esquí y remata la lista, descontando la reciente operación cardíaca, el famoso accidente cuando cazaba elefantes. Fue operado de varices y de un tumor benigno en el pulmón.
Ahora, con el alta y la cañería nueva, nadie duda –y si no que lo diga Corina– tiene esas tres cosas que nos dice la famosa canción “el que tenga salud, dinero y amor, que de gracias y que le dure.  
Aquí en nuestro periódico Fernando Jaúregui pedía que se aplazara un previsto homenaje a tan ilustre figura, para quien pide larga vida en buena armonía familiar, “pues la idea de promover ahora ese homenaje era un movimiento de ajedrez poco mediático en momentos en los que es necesario mantener el delicado, discreto, equilibrio en cada paso que dé la Corona”. 
Pero sigamos con la salud la salud, que tiene preocupada a la ciudadanía y con razón.  En Galicia el Sergas alcanza la tercera peor nota del país a pesar de que los sanitarios consiguen una alta calificación. 
También está a la cola Galicia en número de camas por habitante. Para remate un informe de la Federación de Asociaciones para la Defensa de la Salud Pública critica la gestión de la administración autonómica gallega. 
Recientemente los médicos y enfermeros se mostraron contrarios al último plan de la consellería, que intenta cerrar todos los “buratos” que muestra el sistema. Hacen falta residencias para la tercera edad, gerontólogos y pediatras. No se pueden eliminar camas en el verano, no se deben privatizar los servicios, no se puede mantener la precariedad en el personal sanitario y se debe repasar el copago farmacéutico. 
Ah, por cierto, ¿cuánto se recaudó por el céntimo sanitario? ¿Hay cifras de cómo se gastó ese dinero? Y es que como “lo importante es la salud” bueno será que se conozcan todos los datos. 
Que nos cuesta una pasta gansa el sistema y los técnicos dicen que “estamos entre las comunidades  con servicios sanitarios deficientes. No hace falta que nos traten como a reyes, vale que nos valoren como contribuyentes.

Comentarios